Tener niveles altos de sustancias perfluoroalquiladas en sangre durante el embarazo interfiere con el metabolismo

Embarazada, embarazo
PIXABAY / PEXELS
Actualizado 21/11/2017 18:01:33 CET

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

Presentar niveles más altos de sustancias perfluoroalquiladas (PFAS) en sangre durante el embarazo puede interferir con el metabolismo de la glucosa y los lípidos, según ha puesto de manifiesto un estudio liderado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), un centro impulsado por la Fundación Bancaria 'La Caixa', publicado en 'Environmental Health Perspectives' y recogido por la plataforma Sinc.

En el trabajo se han analizado a 1.240 mujeres embarazadas de las cohortes de nacimiento del 'Estudio Infancia y Medio Ambiente' (INMA) en Sabadell, Valencia y Guipúzcoa. Las muestras de sangre recolectadas durante el embarazo se usaron para medir las concentraciones de cuatro diferentes PFAS (PFOS, PFHxS, PFOA y PFNA), así como distintos marcadores metabólicos.

De esta forma, los investigadores han asegurado que sus resultados, así como los obtenidos en otras investigaciones, ponen de manifiesto el papel que juegan las exposiciones químicas ambientales ubicuas en las epidemias actuales de obesidad y diabetes, probablemente en combinación con otros factores del estilo de vida, como la dieta y la inactividad física.

De hecho, los PFAS se han utilizado en muchas aplicaciones desde la década de 1950, incluidos los electrodomésticos y los productos de consumo. Estas sustancias se acumulan en la cadena alimentaria y en los tejidos animales y humanos, y persisten en el medio ambiente y los organismos vivos durante años.

Las rutas de exposición humana a los PFAS incluyen la dieta, la migración desde alimentos envasados, el agua potable y la inhalación de polvo en interiores. En este sentido, los resultados de este estudio han evidenciado que las concentraciones de PFOS y PFHxS en el plasma se asociaron con tolerancia alterada a la glucosa y diabetes gestacional, aunque en el caso de PFHxS los datos fueron más cercanos al nulo.

El PFOA se asoció con los niveles de colesterol total mientras que el PFOS y el PFNA se asociaron con ligeras disminuciones en los niveles de triglicéridos. Ahora bien, no se encontró asociación entre los PFAS y la proteína C-reactiva, que es un marcador de inflamación.

"La diabetes gestacional está asociada con una variedad de problemas de salud a corto y largo plazo tanto para la madre como para el bebé. Creemos que es fundamental confirmar nuestros resultados con estudios adicionales en otras poblaciones", ha zanjado la primera autora del artículo, Nuria Matilla-Santander.