Publicado 13/08/2020 12:17:24 +02:00CET

Solo entre el 2 y el 7% de los dolores de mama se asocian a casos de cáncer

Sujetador
Sujetador - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / RAZYPH - Archivo

MADRID, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

El dolor de mama figura a la cabeza de los motivos de consulta al mastólogo. Supone un motivo de preocupación, ya que cualquier molestia en la glándula mamaria suele levantar la sospecha de poder estar relacionada con el cáncer. Sin embargo, solo entre un 2 y un 7 por ciento de las mastalgias o dolores de mama son síntoma de esta grave enfermedad, según han resaltado expertos de Vithas.

Mastalgias, nódulos palpables, secreciones mamarias, mastitis (o inflamación de la mama) y ginecomastias son los motivos que más se repiten en las consultas de los mastólogos. La mastología o senología es una rama de la medicina que se encarga del estudio y seguimiento de la mama tanto sana como patológica.

El origen del dolor mamario puede estar asociado con el período premenstrual o pico ovulatorio. En este caso, suele ser "bilateral, difuso y de duración superior a cinco días", explica el doctor José López García, cirujano y mastólogo de la Unidad de Patología Mamaria de Vithas Aguas Vivas.

Cuando el dolor no va asociado al ciclo menstrual, se centra en una de las mamas y es localizado en una zona concreta. Se asocia frecuentemente a patología mamaria benigna ya que "el cáncer de mama se acompaña de dolor mamario solo en torno al 2-7% de los casos", afirma el doctor López. Por último, el dolor mamario puede tener origen fuera de la mama: "Contracturas cervicales o alteraciones en músculos y piel cercanos a la mama pueden estar provocándolo".

El riesgo de una mujer en la población general sin antecedentes familiares de padecer cáncer de mama es del 12 por ciento."El riesgo se duplica en caso de que dos familiares de primer grado hayan pasado la enfermedad", afirma el experto. En este sentido, conviene aclarar que, si bien es cierto que la genética constituye un factor de riesgo en el cáncer de mama, "solo el 5 por ciento de los casos se saben que son hereditarios; es decir, hay alteraciones genéticas demostradas".

Con todo, las pacientes que tienen una alteración genética (BCRA 1 y BCRA 2) presentan a lo largo de su vida un riesgo de padecer cáncer de mama que llega al 70 por ciento. "Por eso se propone en muchos casos realizar mastectomias para reducir este riesgo", explica José López.

Para leer más