Siete de cada diez cánceres de ovario se diagnostican en fases avanzadas

Cáncer de ovario
FLICKR/ED UTHMAN - Archivo
Publicado 06/05/2019 12:29:58CET

MURCIA, 6 May. (EUROPA PRESS) -

Siete de cada diez cánceres de ovario se diagnostican en sus fases más avanzadas, ya que presentan síntomas muy inespecíficos que llegan a confundirse con otras patologías, lo que provoca que la carcinomatosis esté ya presente en la mayoría de los casos, como afirman los especialistas de Quirónsalud Torrevieja y Murcia con Motivo del Día mundial de esta enfermedad que se celebra este miércoles.

En España, el cáncer de ovario es la cuarta causa de muerte por cáncer en mujeres y, aunque no es extremadamente frecuente, cada año se diagnostican más de 3.200 nuevos casos.

El tramo de edad que mayor incidencia presenta está entre los 55 y los 65 años, y aunque no es muy frecuente, sí que suele ser muy agresivo e insidioso a la hora de su diagnóstico por lo inespecífico de sus síntomas confundiéndolo con molestias abdominales parecidas a una indigestión.

Entre los síntomas más habituales destaca hinchazón abdominal por la acumulación de líquidos que puede acompañarse de molestias en la zona inferior, la aparición de bultos en el abdomen, cambios en el ritmo intestinal y, en algunas ocasiones, la aparición de hemorragias vaginales entre ciclos menstruales o en mujeres menopáusicas. Ante estos síntomas los especialistas recomiendan acudir al médico y realizarse las pruebas pertinentes.

Según el doctor Pedro Bretcha, especialista en oncología quirúrgica en el Hospital Quirónsalud Torrevieja, "el uso de la tecnología es importante, pero lo que se requiere sobre todo es una visión multidisciplinar del cáncer, con un equipo especializado, puesto que el tratamiento de la enfermedad no puede dejarse exclusivamente en manos de un cirujano, de un oncólogo o de un ginecólogo, sino que se debe llevar a cabo de forma consensuada y adaptada a cada paciente".

La cirugía y, en concreto, la utilización de HIPEC aumenta la supervivencia de las pacientes con cáncer de ovario. Este tratamiento lo aplican actualmente los especialistas de Quirónsalud Torrevieja y Murcia en pacientes diagnosticados de una carcinomatosis peritoneal, patología que se define como la diseminación de un cáncer primario, que puede ser digestivo o ginecológico, en la cavidad abdominal, y que acaba afectando a otros órganos intraabdominales.

Según el doctor Pedro Cascales, cirujano oncológico del Hospital Quirónsalud Murcia, "es precisamente en estas pacientes en quienes, con un enfoque correcto, se pueden conseguir resultados antes difícilmente imaginables, resultados muy dependientes del equipo quirúrgico que las trate".

De hecho, la utilización de HIPEC aumenta la supervivencia de las pacientes con cáncer de ovario epitelial en estadio III. Además, su uso no añade ninguna complicación al procedimiento quirúrgico. Ésta es la conclusión a la que han llegado los autores de un ensayo clínico publicado en la prestigiosa revista científica The New England Journal of Medicine.

El tratamiento con HIPEC permite combinar una alta intensidad de dosis de quimioterápicos, focalizada en la zona afectada, con una menor toxicidad sistémica por la limitación en el paso del fármaco desde la cavidad peritoneal al torrente sistémico por las características de la membrana peritoneal y del propio fármaco. Su uso requiere de centros de alta capacitación, con equipos multidisciplinares y una alta especialización en cirugía oncológica, al tratarse de una técnica muy compleja.

Contador