La quimioterapia inicial en cáncer de mama podría evitar extirpar los ganglios de la axila

Isabel Rubio (ECBB11) y Christian Sisó (Vall d'Hebron)
EUROPA PRESS
Publicado 21/03/2018 12:12:38CET

Una conferencia europea lleva a Barcelona "todo un armamento" para aumentar la detección

BARCELONA, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

La quimioterapia preoperatoria podría evitar que se extirpen los ganglios de la axila en algunos casos agresivos de cáncer --Her2 positivo y triple negativo-- cuando la paciente responda positivamente al tratamiento, según plantea un estudio presentado en el XI Congreso Europeo de Cáncer de Mama (EBCC 11) que se celebra en Barcelona hasta el viernes.

El líder del estudio, el cirujano de mama del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona Christian Sisó, ha explicado en rueda de prensa este martes que este vaciamiento de la axila es un tipo de biopsia que comprueba indicios de la extensión del cáncer, pero tiene efectos colaterales duraderos como inflamación, entumecimiento y reducción de la movilidad del brazo.

El 60% de las pacientes estudiadas no presentaba indicios obvios de cáncer en los ganglios antes del tratamiento, y tras la quimioterapia, el 96,3% no tenía células cancerígenas en los ganglios, mientras que el 42,5% tampoco tenía tumores en la mama: "En un futuro nos podríamos plantear omitir tener que hacer una extracción quirúrgica de la axila".

Del 40% restante, con indicios de cáncer en los ganglios antes del tratamiento, un 42,2% no tuvo células cancerígenas en las mamas después del tratamiento y, de éstas, el 76,5% tampoco los tenía en los ganglios.

"A raíz de estos tratamientos con adyuvancia, hemos visto que si desaparece el tumor de la mama, es altamente probable que desaparezca el de los ganglios axilares", y en ninguno de los casos analizados se ha encontrado un ganglio centinela positivo, ha destacado Sisó, que ha añadido que el estudio abre la puerta a nuevos que comprueben la seguridad de esta opción.

El estudio analizó un grupo de 90 pacientes del Vall d'Hebron entre enero de 2011 y diciembre de 2016 con estos tipos agresivos de cáncer, y se les suministró quimioterapia preoperatoria para reducir los tumores antes de la cirugía y se les realizó escáneres y pruebas patológicas para detectar la extensión del cáncer en los ganglios.

Sobre estas biopsias, un estudio del Instituto Holandés del Cáncer en el Hospital Antoni van Leeuwenhoek, presentado en el EBCC 11, ha coincidido en la capacidad de la quimioterapia previa para evitar extraer ganglios bajo la axila, ya que solo en el 2% de las 294 pacientes estudiadas presentaron células tumorales en los ganglios.

TRATAMIENTO INDIVIDUALIZADO

Si bien el cáncer se combate con quimioterapia --tratamiento sistémico--, radioterapia, cirugía y tratamiento hormonal, Sisó ha explicado que a raíz de varios estudios han comprobado que "no todos los pacientes se benefician de estos tratamientos, y se les esta sobretratando".

La copresidenta del congreso Isabel Rubio, que anteriormente dirigió la unidad de cirugía oncológica de mama del Vall d'Hebron, ha coincidido en los beneficios de la medicina personalizada, que contempla las características de cada tumor y de cada paciente y busca las variables.

Rubio ha explicado que en España se diagnostican cada año 26.000 casos de cáncer de mama, con una incidencia de 80 casos sobre 100.000 habitantes, y que en estadios iniciales la supervivencia alcanza el 90%, con una mortalidad más baja que en otros países europeos, como los del norte.

La mejora de los tratamientos y los programas de detección precoz han disminuido la mortalidad en cáncer de mama en los últimos años, "un avance muy importante después de muchos años en los que la mortalidad aumentaba", ha destacado la investigadora, que ha añadido que la incidencia está aumentando en casos jóvenes, pero sigue siendo baja.

La mayoría de casos nuevos son de mujeres entre 45 y 65 años, y el 90% de las afectadas están libres de la enfermedad a los cinco años del diagnostico, y Rubio ha destacado que el 40% de los casos son evitables con hábitos saludables de vida, ejercicio y dieta, por lo que ha llamado a la prevención ante el aumento de la incidencia que conllevará el envejecimiento de la población.

FACTORES DE RIESGO Y NUEVOS ESTUDIOS

Entre los factores de riesgo ha mencionado también las mutaciones genéticas, que se detectan en casos diagnosticados de cáncer y se estudian también en familiares, y Rubio ha llamado a las mujeres en las que se detecte a informarse de todas las opciones que tienen, y ver cuál se adapta más a sus circunstancias --como la edad y si ha tenido ya hijos--.

La investigación en España está en un nivel muy bueno gracias a los estudios cooperativos según Rubio, que ha destacado que está en proceso de identificar nuevos factores de riesgo, como los medioambientales, y ha añadido que el congreso acogerá presentaciones sobre temas como la detección, con "todo un armamentario para poder detectar lo antes posible cuando se va a desarrollar un cáncer de mama".