Las principales causas de la menopausia precoz son genéticas o quirúrgicas

Actualizado 18/06/2019 13:33:12 CET
Las principales causas de la menopausia precoz son genéticas y quirúrgicas
RUBER INTERNACIONAL

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

La menopausia precoz, aquella en que el cese definitivo de la menstruación se produce antes de los 45 años, no es muy frecuente y sus principales causas son genéticas o quirúrgicas, según ha explicado el jefe de la Unidad de la Mujer del Hospital Ruber Internacional, el profesor Juan José Vidal Peláez.

"Las genéticas dan lugar a un fallo ovárico prematuro y son difíciles de determinar, lo único que podemos hacer es realizar una historia familiar para valorar los antecedentes, -ha continuado explicando el profesor- en cuanto a las causas quirúrgicas son dos: la extirpación del útero o la extirpación de ovarios".

Si lo que se ha extirpado previamente es el útero, pero se han conservado los ovarios, la paciente no tendrá menstruaciones pero tampoco los síntomas de la menopausia (sofocos, insomnio, tendencia depresivas, sequedad vaginal, pérdida de la apetencia sexual y osteoporosis). Sin embargo, si lo que se ha extirpado son los ovarios, generalmente por procesos tumorales, tampoco habrá menstruaciónes y se producirá toda la sintomatología mencionada por falta de hormonas.

Asimismo, además de las causas genéticas y quirúrgicas, el profesor ha señalado otras causas menos frecuentes que pueden adelantar la edad de la menopausia, como los problemas endocrinos del tiroides o de las suprarrenales, o problemas derivados de la quimioterapia o radioterapia cuando se ha utilizado previamente estos tratamientos oncológicos.

Del mismo modo, como factores que también influyen en el adelantamiento de la menopausia "se ha comprobado que el sobrepeso, el consumo excesivo de tabaco y el sedentarismo excesivo pueden favorecer el cese prematuro de la menstruación", ha añadido el profesor.

EL TRATAMIENTO PARA LA MENOPAUSIA PREMATURA

El tratamiento dependerá de la intensidad de los síntomas, pero lo que realmente soluciona el problema, según ha concluido el profesor Juan José Vidal, "es el tratamiento hormonal sustitutivo con estrógenos y progesterona, aunque desgraciadamente no se puede aplicar a todas las mujeres ya que están contraindicados si existen problemas circulatorios, cardiológicos o antecedentes familiares de cánceres de mama".

Contador