Pese a conocerlos, una de cada tres mujeres nunca ha practicado ejercicios de Kegel

Ejercicios de Kegel
EJERCICIOS DE KEGEL
Actualizado 29/11/2017 13:20:15 CET

MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

Una de cada tres mujeres nunca ha practicado ejercicios de Kegel, pese que a más del 80 por ciento de la población femenina afirma conocerlos en España, según datos facilitados por Intimina.

Estos ejercicios consisten en contraer los músculos del suelo pélvico hacia arriba y hacia adentro durante unos segundos para fortalecer y tonificar la musculatura pélvica. "Las funciones del suelo pélvico son vitales para la salud y el bienestar de la mujer, ya que los órganos internos se apoyan sobre él. Un suelo pélvico fuerte y tonificado es primordial para el control del esfínter urinario y anal. Asimismo, juegan un papel fundamental durante el embarazo", han destacado los expertos de Intimina.

Solo un 16 por ciento de las encuestadas afirman realizarlos de manera periódica, al menos dos veces por semana. De ellas, el 21 por ciento afirma dedicarle menos de un minuto, siendo, de acuerdo con los expertos, 15 minutos el tiempo necesario para entrenar correctamente el suelo pélvico.

Una de cada tres mujeres de entre quienes realizan estos ejercicios ha asegurado haber notado resultados tras practicarlos unas semanas, mientras que un 28 por ciento reconoce haber mejorado tras seis meses ejercitando la musculatura.

Practicar ejercicios de Kegel se traduce en numerosos beneficios para las mujeres, cualquiera que sea su edad, ya que con ellos se puede prevenir y superar la incontinencia urinaria y fecal, prevenir y mejorar las alteraciones estructurales de los órganos pélvicos, preparar y fortalecer el suelo pélvico durante el embarazo, recuperar y restaurar la fortaleza de la musculatura tras dar a luz y mejorar las sensaciones durante las relaciones íntimas.

Según los datos de la encuesta, cerca de la mitad de las mujeres (47%) ha afirmado que la fuerza de su musculatura es normal, un 18 por ciento considera que su musculatura es débil y un 24 por ciento, fuerte. Solo el 5 por ciento de las mujeres ha señalado que su suelo pélvico es débil, el mismo porcentaje que ha asegurado que su musculatura pélvica es muy fuerte.

El estudio también ha querido conocer si las mujeres utilizan algún dispositivo para ejercitar el suelo pélvico, siendo el 58 por ciento el porcentaje de mujeres que afirma no utilizar ningún ejercitador o dispositivo para ello.

Para obtener todos los beneficios al ejercitar los músculos, existen entrenadores inteligentes de Kegel para ayudar a la mujer. Estos dispositivos usan la biorretroalimentación para registrar la fuerza del suelo pélvico cada vez que se realiza el ejercicio, seleccionando automáticamente una rutina apropiada basada en la fuerza resistencia y rendimiento.

De igual manera, las mujeres pueden ayudarse de pesos vaginales para entrenar la musculatura pélvica. Estos pesos mejoran el rendimiento al dar a los músculos un objeto sólido que sostener ya que es posible sentir el peso moverse y elevarse y saber que se está realizando correctamente.

"Los músculos que se fortalecen al hacer los ejercicios son los pubocoxígeos, y son los que se contraen durante el orgasmo. Las contracciones producidas durante el orgasmo son involuntarias, pero, sin embargo, cuanto más tonificado estén estos músculos, se conseguirán unas contracciones más intensas", han afirmado los expertos.