Tras el parto, los especialistas en suelo pélvico aconsejan esperar antes de volver a correr, nadar o levantar peso

El microbioma de las primeras heces del bebé puede predecir el futuro sobrepeso a los 3 años
CHILDREN'S NATIONAL HEALTH SYSTEM - Archivo
Publicado 24/04/2019 13:36:15CET

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

Tras el parto, es aconsejable esperar antes de volver a correr, nadar o levantar peso, según asegura Carla Talens, fisioterapeuta especializada en suelo pélvico del Hospital Vithas Nisa 9 de Octubre.

El embarazo es un periodo con numerosos cambios corporales en la mujer, por ello, señala, es importante prestar atención a su recuperación física tras el parto o cesárea.

La zona perineal, explica, es la más castigada durante los 9 meses de gestación y el parto. Y así, pueden ser causa de problemas como la incontinencia urinaria, incontinencia fecal, prolapso o dolores pernineales por las cicatrices de los desgarros, episiotomías o cicatriz de cesárea.

Sin embargo, continúa, en mujeres especialmente activas, para las que el deporte forma parte de su rutina diaria, "la vuelta a estas actividades tras ser madres se convierte casi en una necesidad". En este sentido, aseguran, conviene prestar atención a los especialistas en suelo pélvico.

La fisoterapeuta afirma que durante las primeras 6-8 semanas posparto "no se debe practicar ninguna actividad que suponga bipedestación prolongada, carga de pesos o impacto para permitir que los tejidos vayan recuperándose de las presiones, tensiones, estiramientos y posibles lesiones derivadas de la gestación, parto o cesárea. Sin embargo, sí que es recomendable mantenerse activa, salir a caminar períodos cortos de tiempo, realizar ejercicios circulatorios, respiratorios o estiramientos suaves".

Asimismo, concluye, hay que respetar los procesos de cicatrización de las posibles episitomias, desgarros o cicatrices de cesárea por lo que se desaconseja sumergirse en una bañera, piscina o mar durante las primeras 6-8 semanas.

Contador