¿Qué pacientes con cáncer de mama pueden evitar la extirpación extensa de los ganglios linfáticos?

Archivo - Imagen de una mamografía para detectar cáncer de mama
Archivo - Imagen de una mamografía para detectar cáncer de mama - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / OKSANA KRASYUK
Publicado: martes, 26 marzo 2024 7:29

MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los pacientes con cáncer de mama que ha comenzado a diseminarse a los ganglios linfáticos de la axila pueden evitar con seguridad la extirpación extensa de los ganglios linfáticos si su tratamiento se adapta a su respuesta a las terapias anticancerígenas, como la quimioterapia antes de la cirugía. Así se ha expuesto en una presentación en la 14ª Conferencia Europea sobre Cáncer de Mama este viernes en Milán.

Durante la misma, Annemiek Van Hemert, médica y estudiante de doctorado en el Departamento de Oncología Quirúrgica del Instituto del Cáncer Antoni van Leeuwenhoek-Netherlands (AVL-NKI) en Ámsterdam (Países Bajos) ha comentado: "Si somos capaces de predecir la respuesta basándose en la extirpación de un solo ganglio linfático, significa que podemos evitar con seguridad la extirpación extensa de los ganglios linfáticos si no quedan células tumorales vivas. Esto evitará complicaciones graves, como una hinchazón dolorosa en el brazo, conocida como linfedema".

"Sin embargo, aunque los médicos utilizan una serie de técnicas de estadificación para predecir la respuesta, hasta ahora faltan datos sólidos sobre los resultados del cáncer, especialmente en pacientes cuyo cáncer se ha extendido a más de tres ganglios linfáticos", ha añadido.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores llevaron a cabo un estudio en el que participaron 218 pacientes entre 2014 y 2021 para investigar los resultados del cáncer del protocolo MARI ("Marcado de los ganglios linfáticos axilares con semillas de yodo radiactivo"). El protocolo se desarrolló en el Hospital AVL en 2014 y ahora se utiliza en varios hospitales holandeses. Esta presentación ofrece resultados después de cuatro años sobre la tasa de recurrencia del cáncer en los ganglios axilares, la supervivencia general de los pacientes y la supervivencia libre de enfermedad.

"Nos centramos en pacientes con enfermedad de los ganglios linfáticos axilares más extensa: los pacientes en los que sabemos que había células cancerosas en más de tres ganglios. Utilizamos exploraciones FDG-PET/CT para evaluar el alcance de la propagación del cáncer a los ganglios linfáticos", expone Van Hemert. "Marcamos el ganglio linfático axilar más grande con una semilla de yodo radiactivo. Después de esto, los pacientes se sometieron a un tratamiento sistémico primario: quimioterapia o terapias dirigidas que encuentran y atacan las células cancerosas. Luego se realizó la cirugía. Durante la cirugía, solo extirpamos el ganglio linfático marcado, el ganglio MARI, y lo examinamos en busca de células tumorales vivas restantes.

"Siempre que el ganglio MARI mostró que no había células tumorales residuales, es decir, una respuesta patológica completa (pCR) al tratamiento sistémico primario, no extirpamos ningún ganglio linfático adicional. A los pacientes que tenían enfermedad residual en el ganglio MARI se les extirparon más ganglios linfáticos: lo que se conoce como disección de ganglios linfáticos axilares. Todos los pacientes recibieron tratamiento de radiación".

El procedimiento MARI tuvo una tasa de falsos negativos del 7%, lo que significa que no detectó células cancerosas vivas en el 7% de los casos. Después de un promedio de 44 meses (con un rango de 26 a 62 meses), la tasa de recurrencia del cáncer en los ganglios axilares fue del 2,9 % en los 103 pacientes que recibieron radiación sola sin extirpación adicional de los ganglios linfáticos: el 47 % de los 218 del estudio. pacientes.

"Además, las tasas de supervivencia después de 44 meses en estos pacientes fueron excelentes", afirma Van Hemert. "La tasa de supervivencia general fue del 95% y el 89% de los pacientes sobrevivieron sin recurrencia de la enfermedad invasiva. Esto significa que podemos omitir con seguridad la extirpación extensa de los ganglios linfáticos axilares en pacientes que logran una pCR en el ganglio MARI después del tratamiento sistémico primario".

La tasa de recurrencia axilar en los 115 pacientes (53%) que requirieron extirpación adicional de ganglios linfáticos fue del 3,5%, con una tasa de supervivencia general del 90% y una tasa de supervivencia libre de enfermedad del 82%. La experta también destaca que el tratamiento sistémico primario había mejorado mucho en los últimos años y que hasta el 70% de los pacientes tratados de esta manera lograron una RCp, pero los cirujanos aún estaban extirpando todos los ganglios linfáticos axilares. "El patólogo decía: 'Bien, has extirpado 18 ganglios linfáticos y ninguno contenía células tumorales residuales'. Entonces esto planteó la pregunta: ¿hicimos lo correcto para el paciente al extirpar tantos ganglios con todas las complicaciones consiguientes?

"Esperamos que otros médicos piensen en implementar esta estrategia de reducción para que más pacientes con cáncer de mama se beneficien de lo que hemos demostrado: la extirpación quirúrgica de los ganglios axilares se puede omitir de forma segura en alrededor del 80% de los pacientes tratados con terapia sistémica primaria."

Contador

Leer más acerca de: