Las mujeres con experiencias estresantes sufren mayor deterioro en la memoria cuando son ancianas

Actualizado 06/08/2019 13:01:55 CET
Ojo anciano, degeneración macular, hombre mayor
Ojo anciano, degeneración macular, hombre mayorFLICKR / ORLANDO SRENSEN - Archivo

MADRID, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo análisis en más de 900 adultos realizado por investigadores de Johns Hopkins Medicine (Estados Unidos) ha vinculado las experiencias de vida estresantes entre las mujeres de mediana edad, pero no entre los hombres, con un mayor deterioro de la memoria en etapas posteriores de la vida.

En su trabajo, publicado en la revista 'International Journal of Geriatric Psychiatry', los investigadores apuntan que sus hallazgos se suman a la evidencia de que las hormonas del estrés juegan un papel desigual de género en la salud cerebral, y se alinean con los bien documentados índices más altos de enfermedad de Alzheimer en las mujeres que en los hombres.

Aunque advierten de que su estudio fue diseñado para mostrar asociaciones entre fenómenos, y no para determinar causa y efecto, señalan que si trabajos futuros demuestran que la respuesta al estrés sí influye en la causa de la demencia, entonces las estrategias diseñadas para combatir o moderar las reacciones químicas del cuerpo al estrés podrían prevenir o retrasar el inicio del declive cognitivo.

"No podemos deshacernos de los factores estresantes, pero podríamos ajustar la forma en que respondemos al estrés y tener un efecto real en la función cerebral a medida que envejecemos. Y aunque nuestro estudio no mostró la misma asociación para los hombres, arroja más luz sobre los efectos de la respuesta al estrés en el cerebro con una aplicación potencial tanto para hombres como para mujeres", explcia una de las autoras del trabajo, Cynthia Munro.

En su experimento, los investigadores concluyeron que tener un mayor número de experiencias de vida estresantes durante el último año en la mediana edad en las mujeres estaba relacionado con un mayor declive en el recuerdo de palabras más tarde y en el reconocimiento de esas palabras. Las mujeres que no experimentaron experiencias de vida estresantes durante el último año pudieron recordar un promedio de 0,5 palabras menos cuando se les dio la misma prueba de memoria.

Sin embargo, las mujeres con una o más experiencias de vida estresantes recordaron en promedio una palabra menos. La capacidad de reconocer palabras disminuyó en un promedio de 1,7 palabras para las mujeres con al menos un factor estresante, en comparación con una disminución de 1,2 palabras para las mujeres sin factores estresantes en la mediana edad.

Sin embargo, no se vio la misma tendencia en las mujeres que tuvieron eventos traumáticos. "Este hallazgo sugiere que el estrés continuo, como el experimentado durante un divorcio, podría tener un impacto más negativo en el funcionamiento del cerebro que los distintos eventos traumáticos. Esto tiene sentido, porque lo que llamamos 'estrés crónico' puede perjudicar la capacidad del cuerpo para responder al estrés de una manera saludable", concluyen los investigadores.

Contador