Las mujeres con apnea del sueño tienen más riesgo de cáncer que los hombres

Publicado 19/08/2019 16:57:55CET
Apnea del sueño
Apnea del sueñoATS - Archivo

MADRID, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las mujeres con apnea grave del sueño tienen más riesgo de contraer cáncer que los hombres, según muestra un estudio de la Universidad de Gotemburgo (Suecia). Los investigadores no han demostrado ninguna relación causal, pero el vínculo entre la hipoxia nocturna en las mujeres y un mayor riesgo de cáncer es evidente.

"Es razonable asumir que la apnea del sueño es un factor de riesgo para el cáncer, o que ambas afecciones tienen factores de riesgo comunes, como el sobrepeso. Por otro lado, es menos probable que el cáncer lleve a la apnea del sueño", explica Ludger Grote, el principal autor del estudio, que se ha publicado en la revista 'European Respiratory Journal'.

La investigación se basa en análisis de datos de registro, recogidos en la base de datos europea ESADA, sobre un total de unos 20.000 pacientes adultos con apnea obstructiva del sueño. Alrededor del dos por ciento de ellos también tenían un diagnóstico de cáncer.

Como era de esperar, la edad avanzada se asoció con un riesgo elevado de cáncer, pero al ajustar los datos por edad, sexo, índice de masa corporal (IMC), tabaquismo y consumo de alcohol, sin embargo, se mostró una posible relación entre la hipoxia intermitente durante la noche y una mayor prevalencia de cáncer. La conexión se aplica principalmente a las mujeres, y es más débil en los hombres.

"La condición de la apnea del sueño es bien conocida por el público en general y está asociada con los ronquidos, la fatiga diurna y el riesgo elevado de enfermedades cardiovasculares, especialmente en los hombres. Nuestra investigación allana el camino para una nueva visión: que la apnea del sueño podría estar relacionada con un mayor riesgo de cáncer, especialmente en las mujeres", apunta Grote.

Estudios anteriores han demostrado que, con mayor frecuencia que otros, las personas con apnea del sueño tienen un diagnóstico de cáncer en su historial médico. La investigación en esta área se está expandiendo, mientras que los aspectos de género apenas han sido explorados.

"Por encima de todo, la atención se ha centrado en la conexión con una forma de cáncer: el melanoma maligno. El cáncer de mama o de útero ahora puede convertirse en una nueva área. Puede haber un efecto combinado de las hormonas sexuales femeninas y la activación del estrés, inducida por la hipoxia nocturna en la apnea del sueño, que puede desencadenar el desarrollo de cáncer o un debilitamiento del sistema inmunológico del cuerpo", concluye el investigador.

Para leer más