Las mujeres de entre 45 y 54 años, las españolas más fumadoras

Publicado 29/05/2019 18:01:11CET
PIXABAY/ MABELAMBER - Archivo

MADRID, 29 May. (EUROPA PRESS) -

Un 23 por ciento de las españolas de entre 45 y 54 años consumen tabaco a diario, mientras que solo el 8 por ciento de las chicas entre 18 y 24 años lo hacen todos los días, según el estudio de hábitos de vida saludable y bienestar en las mujeres de DKV.

Por grupos de edades, les siguen las españolas de entre 35 y 44 años (19%), de 55 a 65 años (17,8%), y de 24 a 34 años (14%), siendo las chicas de entre 18 y 24 años las que menos fuman a diario (8,4%). Aun así, el 68,8 por ciento de las españolas de entre 45 a 54 años se declaran no fumadoras, y el 8 por ciento, solo fuman de forma ocasional.

En términos generales, los datos del estudio de DKV, que desde 2013 mide anualmente la evolución del nivel de la salud en las mujeres en España, certifican que el número de españolas fumadoras prácticamente no se ha reducido.

"Mortalidad por cáncer de pulmón en las mujeres ha aumentado casi un 50 por ciento en las ultimas décadas, a un ritmo de un 2 por ciento anual y, si no cambia la tendencia en los próximos, sería la primera causa de muerte en este sexo", recuerda la aseguradora.

Por otro lado, según datos del primer estudio, un 19 por ciento declaraba consumir tabaco a diario, mientras que actualmente lo hace un 17 por ciento de ellas. Además, en el año 2013, el 72 por ciento aseguraba no fumar nunca, una cifra que solo ha aumentado hasta cerca del 74 por ciento, según los últimos datos recogidos.

La compañía, destaca que, "a pesar de que los efectos del tabaco son perjudiciales en ambos sexos y en todas la edades, las mujeres se ven afectadas por patologías específicas por su género".

A nivel cardiovascular, pulmonar y oncológico, aunque el tabaco provoca los mismos efectos tanto en el sexo femenino como masculino, "el riesgo cardiocirculatorio se agrava si las mujeres fumadoras utilizan anticonceptivos orales y si son mayores de 35 años", añade.

Asimismo, continua, "en caso de que quieran tener hijos, fumar puede provocar alteraciones de la gestación y del futuro bebé". De hecho, se ha observado como el cáncer de cuello uterino es de 2 a 3 veces más frecuente entre las mujeres fumadoras que entre las no fumadoras, y las mujeres fumadoras tienen tres veces más probabilidad que las no fumadoras de tardar más de un año en quedarse embarazadas.

Contador