Publicado 27/10/2020 13:39CET

La mujer tarda más en atender los síntomas de la trombosis

Mujer de espaldas en la ciudad.
Mujer de espaldas en la ciudad. - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / LI ZHONGFEI - Archivo

MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

La mujer tarda más en atender los síntomas de la trombosis, según se ha puesto de manifiesto durante el simposio 'La trombosis en la mujer: 2.000 años después de Metrodora', celebrado en el XXXVI Congreso Nacional de la Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia (SETH), que este año se celebra en formato virtual hasta el viernes 30 de octubre, junto con el LXII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH).

"Debemos ser conscientes de que la mujer suele atender mucho más tarde los síntomas, por lo que se eleva el riesgo y empeora el pronóstico", ha explicado la doctora del Hospital General Universitario Morales Meseguer de Murcia, Vanessa Roldán Schilling.

En este sentido, se llama la atención en este foro sobre iniciativas llevadas a cabo en Estados Unidos que tienen como objetivo concienciar y dar a conocer los síntomas de la cardiopatía isquémica y del ictus en la mujer. En la misma línea, las sociedades europea y española de Cardiología han creado en los últimos años un grupo de trabajo para concienciar sobre las diferencias en los factores de riesgo, y muchas veces también la forma de presentación, según el género.

"La mayoría de las veces la sintomatología y la descripción del cuadro están muy referidos al varón. La mujer no siempre se comporta igual, lo cual hace que los síntomas pasen desapercibidos. Muchas veces la cardiopatía isquémica se manifiesta como debilidad y cansancio; no se produce el habitual dolor en el pecho que se irradia al brazo, típico del varón. En la mujer muchas veces se presenta de forma distinta y, por eso, es necesario tomar conciencia de esos síntomas que pueden alertar a la mujer para que acuda antes al médico", ha dicho Roldán.

Además, la doctora ha explicado que en el caso de la trombosis venosa, la sintomatología es parecida, pero, en general, la mujer siempre es "más sufrida y pregunta más tarde", lo que retrasa el diagnóstico y el tratamiento, y condiciona el pronóstico.

ABORDAJE TRANSVERSAL

Este simposio se plantea como un encuentro multidisciplinar, lo que cubre las necesidades actuales en este campo. Y es que, y como ha aclarado la doctora Roldán, el abordaje de la trombosis debe ser transversal.

La Hematología está relacionada con Medicina Interna, Cardiología, Neurología o Neumología. "Por eso son especialmente interesantes los simposios multidisciplinares, porque todos aprendemos mucho más. En trombosis es fundamental la colaboración, y la SETH está haciendo grandes esfuerzos para trabajar con otras especialidades, fundamentalmente con Cardiología y Oncología", ha detallado.

A partir de la pandemia, enfatiza, se ha empezado a coordinarse mucho más. "Todos hemos visto que el manejo de la patología es multidisciplinar", ha dicho esta experta, que homenajea en el título del Simposio a Metrodora, una cirujana de la antigua Grecia que escribió hace casi 2.000 años lo que se considera el primer tratado de Ginecología.

Trombofilia y embarazo

Por su parte, la experta en patología trombótica asociada a la mujer de Ámsterdam University Medical Centers, Saskia Middeldorp, ha abordado en su intervención la relación entre trombofilia y embarazo. "Toda la patología peri-obstétrica es un motivo de consulta muy, muy frecuente", ha indicado Roldán.

Además, Middeldorp ha explicado en su ponencia qué hacer y qué no hacer, porque muchas veces se hace de más. "La idea es conocer cuándo debemos testar, cómo hay que prevenir y cómo hay que tratar", ha dicho la especialista del Hospital Morales Meseguer, tras recordar que la mayoría de los fármacos antitrombóticos tienen sus efectos secundarios, por lo que es necesario conocer bien a qué pacientes hay que tratar.

Del mismo modo, la cardióloga clínica del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela, Pilar Mazón Ramos, ha repasado la incidencia de la cardiopatía isquémica en la mujer.

Según Roldán, normalmente el manejo de la cardiopatía isquémica o la trombosis arterial no depende de los hematólogos. "En el tratamiento con antiagregantes solemos tener menos protagonismo, y, en general, solamente nos consultan en el caso de cirugía", ha dicho.

Además, el oncólogo del Hospital General Universitario Morales Meseguer de Murcia, Francisco Ayala de la Peña, ha analizado las novedades en cuanto a cáncer de mama y trombosis. "En general, el cáncer de mama es una patología propia de los oncólogos, pero es cierto que en algunos hospitales los hematólogos están más implicados en la implementación de medidas de profilaxis antitrombótica; en definitiva, esta relación entre oncólogos y hematólogos va a depender un poco de cada hospital", ha apuntado Roldán.

Las nuevas implicaciones en la enfermedad cardiovascular aterotrombótica han sido analizadas por el doctor del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), José Javier Fuster Ortuño, que ha abordado las novedades en hematopoyesis clonal e inflamación vascular.

"Existe una conexión entre ciertas mutaciones adquiridas con la edad en células madre de la médula ósea y el desarrollo de la enfermedad cardiovascular", ha explicado el experto, para señalar que se sabe que estas mutaciones contribuyen a ciertos cánceres hematológicos.

Sin embargo, estudios recientes han demostrado que son relativamente frecuentes en personas sanas, en las que se asocian con un aumento notable del riesgo futuro de desarrollar enfermedad cardiovascular.

"Estas mutaciones representan, por lo tanto, un factor de riesgo común a enfermedades hematológicas y cardiovasculares. Estas mutaciones adquiridas y el fenómeno de hematopoyesis clonal al que llevan representan un nuevo factor de riesgo cardiovascular, que es completamente independiente de los factores de riesgo tradicionales que se conocen desde hace décadas", ha zanjado Fuster Ortuño.

Contador

Para leer más