Menos del 10% de las españolas está bien informada sobre los programas de cribado mamográfico

Actualizado 26/09/2014 18:47:24 CET
Mamografía
Foto: EUROPA PRESS/MARINASALUD

MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Menos del 10 por ciento de las españolas está bien informada sobre los programas de cribado mamográfico, según ha mostrado un estudio español presentado en el Congreso de la Sociedad Europea de Oncología (ESMO, por sus siglas en inglés), que estos días se celebra en Madrid.

   "Podríamos decir que las mujeres españolas suspenden en conocimientos sobre el programa de cribado mamográfico", ha señalado el autor principal de la investigación y doctor del servicio de Oncología Médica y Unidad de Patología Mamaria del Hospital Universitario Puerta del Mar de Cádiz, José Manuel Baena Cañada.

   En concreto, según los datos, el 91 por ciento de las mujeres entiende el significado de una mamografía como prueba de cribado para el cáncer de mama, en el sentido de que se realiza cuando la mujer está sana, pero valoran de manera "distorsionada" los beneficios y daños que puede suponer esta técnica. "Esto seguramente es por la dificultad de comprender el significado del sobrediagnóstico y de los falsos positivos", ha explicado el doctor.

LA SITUACIÓN "IDEAL" ANTES DE UNA MAMOGRAFÍA

   Y es que, en una situación "ideal", antes de someterse a la mamografía las mujeres deberían conocer el grado de beneficio en mortalidad por cáncer de mama, conocer que hay expertos que creen que no hay ningún beneficio en mortalidad, y saber los riesgos a los que se exponen como, por ejemplo, diagnóstico de falsos positivos con el impacto físico y psicológico consiguiente y diagnósticos de cánceres que nunca habrían dado la cara si la mujer no hubiera acudido a hacerse la mamografía.

   De hecho, actualmente el modo habitual de comunicar el programa de cribado y de proponer la participación a las mujeres es mediante el envío de material impreso informativo junto con la carta de invitación.

   "La situación ideal sería contar con personal cualificado en los programas de cribado que informase de modo personalizado a las potenciales usuarias, pero esto no parece factible y se propugna por un consentimiento informado por muestreo de la comunidad. Nuestro grupo ha diseñado un nuevo proyecto de investigación que estudiará este tema", ha zanjado Baena.