Actualizado 12/05/2020 17:48 CET

Más de la mitad de las españolas ha sufrido desarreglos en la menstruacción durante el confinamiento

Endometriosis. Dolor de tripa. Menstruacción.
Endometriosis. Dolor de tripa. Menstruacción. - TINA FRANKLIN/FLICKR - Archivo

Sigue en directo la última hora sobre el coronavirus en España y en el mundo

    MADRID, 12 May. (EUROPA PRESS) -

   Un 63 por ciento de las españolas afirma haber sufrido desarreglos en su menstruacción durante el confinamiento, según ha puesto de manifiesto el 'Estudio del comportamiento menstrual durante el estado de alarma', elaborado por Intimina.

   Según datos de la encuesta, el tramo de edad que más ha padecido estas irregularidades es el comprendido entre los 26 y los 35 años, con un 38 por ciento; si bien las mujeres con edades entre los 45 y los 55 años también han sufrido algún tipo de alteración, tal y como han manifestado el 27 por ciento de las entrevistadas.

   Asimismo, la mayoría de las encuestadas afirma haber sufrido un retraso medio de 5 días, y entre las molestias más habituales destacan el dolor y la sensación de estar hinchada. De hecho, el 24 por ciento de las mujeres más jóvenes (18-25 años) son las que han vivido reglas más dolorosas durante la cuarentena, aunque en todos los tramos de edad han tenido más molestias de lo normal.

   En cuanto a la sensación de sentirse hinchada, la gran mayoría de las españolas, independientemente de su edad, han notado más este síntoma premenstrual. Concretamente, cerca de la mitad de las mujeres de entre 36 y 45 años (47%), seguidas de las que tienen edades comprendidas entre los 46 y los 55 años (44%).

PRINCIPALES CAUSAS DE LOS DESARREGLOS

   La encuesta ha puesto de manifiesto que el cambio de ritmo de vida y alimentación son la raíz de estos problemas. Durante esta cuarentena, se ha optado por consumir productos envasados lo que proporciona, según las encuestadas, mayor seguridad.

   Y es que, el miedo al contagio o el no poder ver a los familiares son la mayor fuente de estrés y ansiedad lo que, en último término, ha conllevado alteraciones en los ciclos.

   En cuanto a los sistemas de protección íntima, más del 26 por ciento de las mujeres entrevistadas indica que el confinamiento puede ser un buen momento para probar este sistema de protección, resaltando su carácter sostenible.