Actualizado 02/07/2021 14:15 CET

Investigadores determinan si la causa del aborto es cromosómica mediante un análisis de sangre materna

Archivo - Desarrollado un nuevo análisis de sangre para detectar la exposición reciente a la malaria 'recurrente' o vivax.
Archivo - Desarrollado un nuevo análisis de sangre para detectar la exposición reciente a la malaria 'recurrente' o vivax. - MAYETA CLARK, WALTER AND ELIZA HALL INSTITUTE

MADRID, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de Igenomix han presentado en la 37 European Society of Human Reproduction and Embryology una investigación en la que proponen el estudio cromosómico de los restos abortivos, mediante un análisis de sangre de la madre, como método de diagnóstico complementario a los test que se realizan actualmente con este fin.

Las anomalías cromosómicas representan casi la mitad de los abortos espontáneos del primer trimestre. "Las técnicas convencionales tienen una informatividad muy baja en el caso del estudio de los restos abortivos, concretamente entre un 20 y un 50 por ciento son muestras contaminadas o sin un resultado concluyente. El desarrollo de una prueba como ésta ofrecerá a las pacientes información sobre si el motivo de la pérdida es una anomalía cromosómica, un dato especialmente relevante en el consejo reproductivo", explica Nuria Balaguer, primera autora de la investigación.

De la misma manera que se pueden estimar anomalías cromosómicas del feto a las diez semanas de gestación mediante un análisis prenatal no invasivo, los investigadores se preguntaron, al plantear este estudio, "si se podría aplicar la misma estrategia cuando se produce un aborto, teniendo en cuenta que el ADN de la placenta está presente en el torrente sanguíneo de la madre hasta el momento en el que se realiza el legrado o se produce la expulsión de los restos abortivos", explica el director de Diagnóstico Genético Prenatal en Igenomix y coordinador de este estudio, Miguel Milán.

Para llevar a cabo la investigación, se analizaron los restos abortivos de 12 pacientes mediante la técnica tradicional de secuenciación masiva NGS y mediante el análisis de sangre materna que proponen los investigadores. Los resultados fueron altamente concordantes en un 91 por ciento. "Este hallazgo ayudará a las pacientes y a los especialistas a conocer la causa del fallo reproductivo", añade el doctor Milán.

"Si bien este abordaje es novedoso en el ámbito del estudio de los restos abortivos, es necesario testar esta aproximación en una investigación más amplia. Nuestros resultados sugieren que, en el futuro, será posible emplear este procedimiento como complemento a las técnicas actuales para saber si existe una causa cromosómica en las mujeres que tienen una pérdida gestacional, consiguiendo así reducir a casi cero el número de casos sin resultados concluyentes debido a problemas tales como la contaminación de la muestra", concluye el coordinador del estudio.