Las mujeres dominan el sector de la salud, pero no los puestos directivos

Actualizado 06/02/2019 16:53:46 CET
PIXABAY / ALARCONAUDIOVISUAL - Archivo

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las mujeres representan más del 77 por ciento de la fuerza laboral de las compañías de salud estadounidenses, pero, sin embargo, el talento femenino no tiene la misma representación en puestos directivos, donde solo cuenta con un 8 por ciento de representación, según datos del US Bureau of Labor Statistics recogidos en el informe 'Women Dominate Health Care_Just Not in the Executive Suite', de Boston Consulting Group.

De acuerdo con las conclusiones de este documento, el problema no radica tanto en el reclutamiento de mujeres como en la retención de talento y en su promoción, lo que denota la "necesidad de elevar a más mujeres a roles directivos y ayudarlas a compatibilizar el trabajo mediante medidas de flexibilidad laboral".

La publicación, además, demuestra que la paridad de género en puestos de liderazgo ofrece beneficios en todas las industrias, desde el punto de vista de que aporta "un pensamiento más innovador y un mejor rendimiento financiero". "Las disrupciones actuales en materia de salud requieren enfoques no convencionales y nuevas ideas, que no provendrán en ningún caso de un equipo directivo homogéneo en materia de género", recoge el informe.

La investigación del Boston Consulting Group, basada en conversaciones con líderes mujeres exitosas en salud apuntan a seis prioridades: destacar a las mujeres directivas como modelos a seguir, desarrollar programas formativos de promoción interna, estandarizar las revisiones del rendimiento y los criterios de promoción, buscar talento en fuentes no convencionales, ofrecer condiciones laborales flexibles y medir lo que realmente tiene valor para la compañía.

Los datos analizados reflejan una tendencia clara: el reclutamiento no es el problema, sí lo es la retención y la promoción. La retención de talento fue el obstáculo más citado para la diversidad de género, mencionado por el 57 por ciento de los encuestados. La promoción también fue un factor crítico, citado por el 50 por ciento.

"La industria de la salud tiene mucho trabajo que hacer para crear equipos de liderazgo equilibrados en cuanto al género, pero en cierto sentido tiene una gran ventaja: una fuerza laboral en la que muchos más empleados y gerentes de primera línea son mujeres. Para capitalizar ese recurso, debe tomar medidas específicas para mejorar la retención y la promoción de las mujeres de alto potencial. Dar a las mujeres una oportunidad igual en los puestos de liderazgo es justo. Además, una mayor diversidad de género en el equipo directivo hará que las empresas sean más innovadoras, dándoles una clara ventaja en un sector en el que la norma es la disrupción permanente", resumen.