Publicado 04/04/2022 15:11

Por qué es importante el ejercicio físico en el embarazo

Archivo - EMBARAZADA
Archivo - EMBARAZADA - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / HALFPOINT - Archivo

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El 42,8 por ciento de las mujeres decide no ejercitar su cuerpo durante el embarazo, siendo la razón, en el 38,6 por ciento de los casos, no causarle daño al feto, según la segunda fase del estudio 'Infinity Women', liderado por Chicco.

En el 19,6 por ciento de los casos es porque no practican deporte y, en el 14,5 por ciento de los casos, por falta de tiempo. El 13,7 por ciento de las mujeres alegan no saber qué deporte practicar de forma segura. Finalmente, el 12,7 por ciento de los casos no lo practica por miedo a sufrir alguna lesión.

El miedo a causar daño al feto es mencionado en mayor medida por las mujeres entre 25-34 años (45,9%) y aquellas que todavía no han tenido hijos (55,3%).

En total, el 50,2 por ciento de las mujeres encuestadas asegura que realiza menos deporte desde que han tenido a sus bebés, siendo una de las prácticas junto a las actividades de ocio o el cuidado personal a las que más renuncian.

De todas ellas, ante la pregunta de si practican o practicarían deporte durante y tras el embarazo, el 57,2 por ciento afirma que sí, ya sea en ambas situaciones (40%), durante el embarazo (10,5%) o después del embarazo (6,7%).

De todas ellas, son las mujeres que ya tienen hijos las que más destacan que han practicado o practicarían deporte durante y tras el embarazo (61,2%). Aragonesas (35%), extremeñas (34%) y catalanas (20,9%) son quienes menos lo hacen. Por el contrario, las regiones en las que más se practica son: La Rioja (68%), Navarra (68%) y Canarias (62%).

LOS BENEFICIOS DE PRACTICAR DEPORTE EN EL EMBARAZO

La directora y fundadora de OWA, Lidia Romero, firma experta en el entrenamiento y salud durante el embarazo y el postparto, defiende la importancia del ejercicio físico y actividad física en el embarazo, y comparte que sus principales beneficios recaen no solo en la embarazada, sino en también en el momento del parto, el futuro bebé e incluso en la leche materna.

En concreto, ayuda a prevenir patologías propias del embarazo como la diabetes gestacional, trastornos hipertensivos como la preeclampsia, entre muchas otras. Contribuye, junto con una buena alimentación, a la ganancia óptima y no excesiva de peso.

Actúa como factor preventivo a la cesárea, disminuyendo los efectos adversos en el momento del parto e incluso pudiendo ayudar a partos más cortos. Facilita un peso óptimo del feto, evitando bebés muy grandes e incluso muestran un desarrollo motor mejor y menor riesgo de obesidad al desarrollarse. Proporciona una leche de mayor calidad, con un perfil inflamatorio menor.

Ante el temor de las mujeres a realizar ejercicio por posibles daños al feto, Romero apunta que la evidencia científica ya avala que si el entrenamiento se hace de forma específica y adaptada para el embarazo, no existe más riesgo de pérdida fetal por el hecho de entrenar.

De hecho, el reposo absoluto no está recomendado en casi ningún caso. Lo que hay que hacer es conocer muy bien la patología del embarazo que se presenta y adaptar el entrenamiento a ella. Todas las embarazadas tienen que entrenar, pero no todas del mismo modo.

MUESTRA DE 1.000 MUJERES

Los resultados de este estudio, realizado en julio de 2021 a partir de una muestra representativa de 1.000 mujeres de toda España de las que el 50 por ciento tiene hijos, ponen de relieve un problema que persiste entre las mujeres españolas.

La situación económica, la renuncia a otros intereses personales, el desarrollo profesional o las dificultades de conciliación hacen que la maternidad se convierta en un reto importante, surgiendo así diferentes factores que en ocasiones les obligan a renunciar a ser madres, retrasar ese momento o, en caso de apostar por ello, reducir muchas otras facetas y metas que tenían marcadas.

"Desde el Chicco Research Center habíamos observado que existía un problema y el estudio no ha hecho más que corroborarlo", sostiene Alicia Ortega, directora de Marketing de Chicco España. "Las hemos crecido en una sociedad que nos insta a alcanzar nuestros retos; pero, en ocasiones, parece que nos hace elegir entre perseguir esas metas o ser madres. En Chicco creemos que las mujeres deben tener la capacidad de elegir ser madres y seguir siendo mujeres en todos sus ámbitos: en sus relaciones personales, cuidando de ellas mismas, con sus aficiones, en su desarrollo profesional", concluye.