Ginecoestética y cirugía íntima: ¿es (también) útil para la mujer?

Mujer, flora vaginal
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / HANNAMONIKA - Archivo
Actualizado 06/10/2018 10:46:01 CET

   MADRID, 6 Oct. (EDIZIONES) -

   La ginecoestética es una subespecialidad dentro de la Ginecología y de la Medicina Estética. En ella, se evalúa la salud genital desde el punto de vista anatómico, estético y funcional. Su objetivo final: preservar y mejorar la calidad de vida de las pacientes, según afirma la Sociedad Española de Ginecoestética y Cirugía Íntima (SEGECI), que recalca a su vez que los problemas que padecen estas pacientes no sólo afectan a la estética de la zona genital, sino que también alteran su actividad y su calidad sexual.

   "Es por eso que los objetivos de los procedimientos son la mejora de la calidad de vida sexual de las pacientes y el fortalecimiento de su seguridad personal y autoestima, ya que todo lo relacionado con la disfunción sexual genera una gran alteración en la confianza, tanto en ellas mismas, como en sus relaciones de pareja", subrayan.

   En este sentido, el miembro de SEGECI, el doctor Agustín de la Quintana Villegas, explica en una entrevista con Infosalus que los principales objetivos de esta disciplina consisten en tratar algunos trastornos médicos como la incontinencia urinaria, además de mejorar la salud sexual de la mujer, y de incrementar la estética de la región genital femenina.

   Desde SEGECI recuerdan por ejemplo que la ginecoestética puede ser útil tras los partos vaginales o simplemente por la propia constitución, ya que se pueden presentar o generar alteraciones en las dimensiones internas y en el aspecto externo de la anatomía del canal vaginal o de los genitales femeninos.

   "Esta pérdida del tono muscular y el ensanchamiento generan durante la penetración, tanto en las pacientes como en sus parejas, una pérdida de placer en las relaciones sexuales, lo que resulta en una disminución de la autoconfianza e insatisfacción sexual. Mediante láser o una intervención quirúrgica, se realiza diferentes procedimientos para restablecer las dimensiones del canal vaginal en toda su extensión, estrechándolo, realzando la tonicidad vaginal, reforzando los músculos y aumentando el control muscular voluntario de los mismos", indican.

   A su vez, sostienen que esta subespecialidad de la medicina puede ayudar a algunas mujeres ya que aproximadamente el 20% de las pacientes presentan hipertrofia de labios menores, un trastorno que no sólo se trata de una cuestión estética, si no que representa una alteración que puede interferir en la calidad de vida de la paciente al vestir ropa ajustada, en la práctica de deportes o en la penetración durante las relaciones sexuales.

   Otro de los aspectos a destacar dentro de los tratamientos de ginecoestética, es la atención a trastornos propios de la menopausia muy frecuentes, y que afectan a la vida sexual de la mujer tales como el síndrome seco vaginal y el liquen escleroatrófico. Estos dos cuadros se pueden tratar con láser acompañado de otras técnicas que permiten la mejoría de los síntomas.

TRATAMIENTOS MÁS FRECUENTES

   Por ello, el doctor De la Quintana, también miembro de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), apunta cuáles son los tratamientos más frecuentes para mejorar la estética vaginal:

   1.- Ninfoplastia o reducción de labios menores.

   2.- Liposucción del monte de venus.

   3.- Lifting de labios mayores.

   4.- Relleno de labios mayores.

   5.- Despigmentación vulvar y perianal a través de láser o peelings.

   6.-Tratamiento de cicatrices por episiotomía.

   En cuanto a los indicados para mejorar la salud sexual de las mujeres se encontrarían:

   1.- Síndrome de Relajación Vaginal: tensado vaginal láser. "Es la dilatación de la cavidad virtual de la vagina, producida por la pérdida de fibras elásticas y de colágeno. En muchas ocasiones es debida al trauma producido durante el embarazo y el parto vaginal, pero se puede presentar en mujeres que no han tenido hijos al envejecer las estructuras de soporte pélvicas".

   2.- Sequedad vaginal. "Es debida a la caída de estrógenos que ocurre durante la perimenopausia y la menopausia, que provoca una atrofia (pérdida de tejido) de las pareces vaginales, disminuyendo la cantidad de líquido lubricante disponible en la mucosa vaginal, produciendo dolor cuando se produce la penetración y durante el acto sexual, e incluso puede producir molestias espontáneas".

   3.- Vaginismo. "Se trata de dolor que impide la penetración del miembro masculino. Las causas que lo producen son múltiples, predominando las alteraciones psicológicas".

4.- Colpoperineoplastia láser. "Es una intervención quirúrgica que se realiza cuando el introito o entrada a la vagina y sus paredes están excesivamente dilatadas y no se pueden recuperar con terapéutica láser. Consiste en la aproximación a través del orificio vaginal y también a nivel de la piel del periné de las paredes vaginales".

   5.- Proyección del punto 'G' o infiltración de las paredes vaginales con ácido hialurónico.

   6.- Reducción o retracción del capuchón del clítoris.

   Asimismo, el especialista en esta materia de HM Hospitales subraya que también la ginecoestética es útil a la hora de resolver patologías ginecológicas como:

   1.-La Incontinencia urinaria de esfuerzo. La causa más frecuente es el trauma producido durante el embarazo y el parto vaginal, al igual que en el caso del Síndrome de Relajación Vaginal, con el cual suele guardar relación, aunque se puede producir, al igual que el anterior, en mujeres que no han gestado.

   2.- El prolapso de grado I, a través del láser endovaginal. Sucede por los mismo que lo anterior.

   3.- El líquen escleroatrófico. Es una degeneración fibrosa que se produce en el orificio externo de la vaginal, está mediado por la aparición de la menopausia. Sus síntomas suelen ser picores muy molestos en el área de la vulva y, en el caso de la fibrosis sea importante, puede producir dolor espontáneo y dificultad para la penetración.

   4.- La eliminación de lesiones cutáneas benignas a través de láser quirúrgico.

   5.- El tratamiento de cicatrices hipertróficas y de queloideas tras una episiotomía.

   6.-La atrofia de la mucosa. Tiene lugar por la pérdida de estrógenos en la perimenopausia y la menopausia. La atrofia mucosa suele ir ligada al síndrome seco.

Contador