Actualizado 11/03/2022 16:24

Expertos recuerdan que el estilo de vida saludable mejora las oportunidades de embarazo

Archivo - Embarazo.
Archivo - Embarazo. - RUBER INTERNACIONAL - Archivo

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

Seguir un estilo de vida saludable mejora las oportunidades de embarazo tanto en procesos naturales como de reproducción asistida, según han asegurado los ponentes de la cuarta edición del Congreso Internacional EBART, organizado por el Grupo Eugin.

En este sentido, la especialista en reproducción asistida de CIRH, Karinna Lattes, ha recordado la infertilidad de origen desconocido afecta al 30 por ciento de las parejas que sufren infertilidad, por lo que ha destacado la necesidad de que los especialistas intervengan con el fin de identificar minuciosamente indicadores, hábitos o prácticas que puedan estar afectando de manera negativa a la fertilidad, como el índice de masa corporal de ambos; síntomas de estrés y depresión; mala higiene del sueño; o el consumo de tabaco, entre otros.

"Realizar intervenciones personalizadas del estilo de vida tiene un impacto en el incremento de las posibilidades de concepción natural en procesos de infertilidad de origen desconocido y deberían ser sistemáticamente abordadas en el asesoramiento a los pacientes. Como especialistas en esta área tenemos la responsabilidad de conseguir un balance entre eficacia, seguridad y coste en cada procedimiento", ha dicho la experta.

Desde otro campo de estudio, centrado en el análisis del fallo de implantación recurrente, el especialista en Medicina Reproductiva de Cegyr, Demián Glujovsky, ha comentado también que es necesario partir de un buen estado de salud en mujeres diagnosticadas con este problema antes de iniciar un tratamiento.

"La condición física es un requisito fundamental como punto de partida porque, en caso contrario, no podemos realizar intervenciones diferentes y esto puede provocar, entre otras consecuencias, un impacto psicológico negativo en las pacientes", ha subrayado Glujovsky.

CONSECUENCIAS DEL COVID-19 EN LA REPRODUCCIÓN ASISTIDA

Por otra parte, en su intervención en este congreso, el profesor de la Universidad de Edimburgo, Richard Anderson, ha abordado las consecuencias del Covid-19 en el ámbito de la reproducción asistida desde tres puntos de vista: el impacto del cierre de los centros durante el confinamiento; la incertidumbre sobre el impacto del virus en el embarazo y en la fertilidad; y, por último, la vacunación en las mujeres embarazadas.

En primer lugar, en cuanto al cierre de los centros de reproducción asistida, según diversos estudios, el retraso en los tratamientos afectó especialmente a las mujeres de más de 40 años y a aquellas diagnosticadas con infertilidades específicas. Influyó en menor medida a mujeres jóvenes y a parejas diagnosticadas de infertilidad de origen desconocido.

Con respecto a la incertidumbre del impacto del virus en la gestación, según un estudio lanzado en abril de 2021, esta situación provocó que el 53 por ciento de las mujeres cambiaran sus planes con respecto al embarazo. De ellas, un 72 por ciento tomó esta decisión por motivos como el miedo a los efectos secundarios del virus en la madre y el bebé o la falta de acceso a servicios médicos para retirar los dispositivos intrauterinos.

En relación con la implicación de la infección por Covid-19 en la fertilidad, la literatura científica indica que esta puede afectar a la fertilidad de los hombres a corto plazo a causa de la inflamación que causa la enfermedad, aunque estos efectos desaparecen a largo plazo, mientras que el impacto en las mujeres es menor.

En cuanto a la vacuna, los estudios coinciden en que está aconsejada durante el embarazo, tanto para quienes ya están embarazadas como para aquellas que lo están buscando. Además, señalan que la infección por Covid-19 en mujeres embarazadas puede acarrear problemas graves, mientras que la vacuna es totalmente segura para las gestantes.

Finalmente, y a juicio de la directora científica del Grupo Eugin y codirectora de EBART, Rita Vassena, poner sobre la mesa y analizar conclusiones similares a las que se han llegado desde estudios, especialidades y partes del mundo diferentes, "determina la importancia de encuentros como EBART, un foro en el que científicos multidisciplinares y procedentes de diversas partes del globo podemos pararnos a reflexionar sobre los avances del sector, especialmente en un momento como el actual".