Publicado 17/10/2019 17:11CET

Experto recomienda acudir a las Unidades de Mama a partir de los 20 años para aprender a autoexplorarse

Sujetador
Sujetador - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / RAZYPH - Archivo

MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

El jefe de la Unidad de Senología de Hospital Beata María Ana, Antonio Sierra, ha recomendado que las mujeres acudan a las Unidades de Mama de sus hospitales a partir de los 20 años para aprender a realizarse una autoexploración en las mamas todos los meses, con el objetivo de poder diagnosticar precozmente cualquier alteración en el pecho que pueda ser sospechosa de cáncer de mama.

La incidencia de la enfermedad en la población femenina está aumentando. Hace unos años eran 1 de cada 10 las mujeres que tenían un cáncer de mama. En la actualidad, los datos indican que 1 de cada 8 mujeres desarrollará un cáncer de mama a lo largo de su vida, independientemente de la edad que tenga.

"Esa es la mala noticia. La buena es que cogiéndolo a tiempo, y sabiendo la mujer lo que tiene que hacer, se cura", celebra el experto, con más de 30 años de experiencia en el tratamiento y cirugía de estos tumores, en declaraciones a Europa Press con motivo del Día Mundial contra el Cáncer de Mama, que se conmemora este sábado 19 de octubre.

Sobre el tipo de prácticas que debe llevar a cabo una mujer para realizar una buena autoexploración preventiva, Sierra insiste en que la mujer, "en todo momento", debe acudir a las Unidades de Mama. "Aquí, además de entrevistarla y revisarla, le van a educar y a enseñar a autoexplorarse, en una maniobra sencilla que deberá realizar todos los meses, en los días posteriores a la menstruación, y que no le llevará más de tres minutos", explica.

En este sentido, el experto recuerda que "cualquier síntoma" reflejado sobre la mama es "suficiente" para que la mujer no acuda al médico de cabecera, sino directamente a estas Unidades. Algunos síntomas comunes puede ser dolor en la mama, engrosamiento de la piel, aparición de venosidades, un bulto doloroso o derrames por el pezón, que son "normales en el periodo posterior al parto, pero anormales en momentos que nada tienen que ver con un parto", puntualiza.

En cualquier caso, Sierra apostilla que "el 90 por ciento de las pacientes con cáncer de mama son diagnosticadas precozmente". Y también añade que el papel del cirujano es muy importante para tranquilizar a una mujer ante un posible diagnóstico. "El cirujano debe explicarle que tiene un cáncer y que se tiene que operar. Pero también debe explicarle las buenas noticias: que se va a curar, y que se va a quedar la mama igual que estaba, pasando por una cirugía completamente banal", afirma.

Por último, el jefe de la Unidad de Senología de Hospital Beata María Ana responde a la pregunta de si la ciencia está consiguiendo ganar la batalla a este tumor, que supone la primera causa de muerte por cáncer entre las mujeres. "Sí, por dos razones. Primero, porque tenemos unas importantes medidas de prevención del cáncer de mama; y segundo porque lo estamos curando sin mutilación, sin deformidad, y sin necesidad de prótesis, ni actuación de ningún tipo después de la cirugía en la mama operada, siempre que es diagnosticado precozmente", asegura.