Publicado 04/03/2021 18:10CET

Un estudio ve posible erradicar el cáncer de cuello uterino pese a la lentitud en la vacunación

Grupo de investigadores del Idibell
Grupo de investigadores del Idibell - IDIBELL

L'HOSPITALET DE LLOBREGAT (BARCELONA), 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un estudio del Institut d'Investigació Biomèdica de Bellvitge (Idibell) y el Institut Català d'Oncologia (ICO) ha considerado que es posible erradicar el cáncer de cuello uterino a través del programa de vacunación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), pese a la lentitud en dicho proceso.

En un comunicado este jueves, las instituciones han explicado que el estudio, publicado en 'Preventive Medicine', ha analizado el estado de las vacunaciones: 107 de los 194 países contemplados, el 55%, han iniciado los tratamientos, el 6% ha vacunado al 90% de las niñas, el 21% ha conseguido una cobertura superior al 75%, y el 40% de los países tiene una cobertura del 50% o inferior.

A escala global, se ha vacunado al 15% de las niñas, cifra que se explica porque países con un elevado peso poblacional, como India, China o Nigeria, no han iniciado la vacunación; en España la cifra de niñas vacunadas supera el 70%, y en Catalunya alcanza el 80%.

La OMS se marcó el objetivo para 2030 de inmunizar al 90% de las niñas antes de los 15 años, que un 70% de las mujeres participen en cribados al menos dos veces en la vida, y que el 90% de las mujeres diagnosticadas con lesiones precancerosas y cáncer de cuello uterino puedan acceder a un tratamiento eficaz.

"No será fácil y hay muchos retos, tanto a nivel global, por ejemplo con la producción y suministro de las vacunas, como a nivel de los países, por la financiación o las reticencias vacunales. Pero sabemos que alcanzar un 90% de cobertura de vacunación es posible, 5 países ya lo han conseguido ", ha asegurado la líder del estudio, Laia Bruni.

La vacuna combate la infección del virus del papiloma humano (VPH), relacionado con casi el 99% de los casos de cáncer de cuello uterino; este virus se transmite por contacto sexual y, aunque normalmente se resuelve espontáneamente sin causar síntomas, la infección persistente puede acabar causando cáncer.

El cáncer de cuello uterino supone "un problema grave de salud pública", según el Idibell, ya que es el cuarto cáncer más frecuente entre las mujeres y se estima que en 2020 en el mundo se diagnosticaron más de 600.000 casos, y 340.000 mujeres murieron a consecuencia de este cáncer.