Publicado 28/03/2022 17:05

Un estudio confirma que la vacuna del Covid-19 en embarazadas no aumenta el riesgo de complicaciones

Archivo - Embarazada recibe la vacuna de la covid-19.
Archivo - Embarazada recibe la vacuna de la covid-19. - MARINA DEMIDIUK/ISTOCK - Archivo

   MADRID, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La vacunación contra la COVID-19 durante el embarazo no está asociada con un mayor riesgo de complicaciones durante la gestación, según ha mostrado un estudio llevado a cabo por investigadores del Karolinska Institutet de Suecia y el Instituto Noruego de Salud Pública y en el que han participado unas 157.521 mujeres embarazadas.

   En concreto, el trabajo, publicado en la revista 'JAMA', no ha encontrado un aumento en el riesgo de parto prematuro, retraso del crecimiento, puntajes bajos de Apgar al nacer o la necesidad de atención neonatal después de la vacunación contra COVID-19 durante el embarazo.

   "Los resultados son tranquilizadores y, con suerte, pueden hacer que las mujeres embarazadas estén más dispuestas a vacunarse", ha dicho la investigadora del Departamento de Medicina del Karolinska Institutet (Solna), Anne Örtqvist Rosin.

   Estudios anteriores han demostrado que las mujeres embarazadas pertenecen a un grupo de riesgo de COVID-19 grave que requiere cuidados intensivos con un mayor riesgo de muerte que las mujeres no embarazadas en edad fértil.

   De hecho, se sabe que las mujeres embarazadas con COVID-19 grave también tienen más probabilidades de tener partos prematuros. El estudio incluyó un total de personas que dieron a luz entre enero de 2021 y enero de 2022, de las cuales casi una quinta parte (18 por ciento) había sido vacunada. Se encontró que los individuos vacunados no tenían mayor riesgo que los no vacunados de desarrollar una de las complicaciones estudiadas.

   La mayoría de las embarazadas incluidas en el estudio fueron vacunadas después de la semana 12 de acuerdo con las recomendaciones actuales. El 95 por ciento recibió una vacuna de ARNm (Pfizer-BioNTech o Moderna). Esto debe tenerse en cuenta al interpretar los resultados, que fueron similares para las diferentes vacunas de ARNm independientemente de si se administraron una o dos dosis. La vacunación durante el tercer trimestre y la vacunación con la vacuna Moderna se asoció con un riesgo ligeramente menor de atención neonatal.

   Una posible ventaja de la vacunación durante el embarazo es que los anticuerpos así formados atraviesan la placenta, proporcionando al recién nacido un cierto grado de protección frente a la COVID-19. "Ahora estamos planeando estudiar cuánto dura esta protección y si la infección por SARS-CoV-2 o la vacunación durante el embarazo tiene otros efectos duraderos en la salud del niño", han zanjado los expertos.