La embolización de fibromas uterinos es igual de eficaz y más segura que la miomectomía

Publicado 25/03/2019 13:34:52CET

MADRID, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

La embolización de fibromas uterinos (UFE, por sus siglas en inglés) trata con igual eficacia los fibromas uterinos, un tumor no canceroso que se presenta en las células musculares del útero, y con menos complicaciones, que la miomectomía, según una nueva investigación presentada en la Reunión Científica Anual de la Society of Interventional Radiology 2019.

Se trata de un tratamiento mínimamente de los fibromas uterinos que es menos doloroso, preserva el útero y permite a las mujeres regresar a sus vidas antes que las opciones quirúrgicas. "Las mujeres tienen opciones para tratar sus fibromas uterinos. La UFE y la miomectomía son procedimientos con eficacia y durabilidad similares para el tratamiento de los fibromas, pero la UFE tiene menos complicaciones y estadías más cortas en el hospital", han dicho los expertos.

En el estudio retrospectivo de cohorte, los investigadores analizaron los resultados del tratamiento de 950 pacientes con fibroides uterinos desde el 1 de enero de 2008 hasta el 31 de diciembre de 2014. La mitad de los pacientes se sometieron a la UFE y la otra mitad fue tratada quirúrgicamente a través de la miomectomía.

Después de un seguimiento de unos siete años, el estudio encontró que las mujeres que se sometieron a una miomectomía tuvieron una tasa más alta de complicaciones posprocedimiento, incluida una tasa de transfusión de sangre del 2,9 por ciento, que fue significativamente más alta que la tasa del 1,1 por ciento de las personas que recibieron tratamiento con UFE.

Asimismo, los pacientes en ambos grupos de tratamiento demostraron un aumento significativo de la hemoglobina un año después del procedimiento inicial debido a la reducción del sangrado. Los dos métodos fueron comparativamente efectivos en función de la velocidad a la que se necesitaron las intervenciones secundarias, como la UFE, la miomectomía y la histerectomía.

Las segundas intervenciones se completaron en el 8,6 por ciento de las mujeres que recibieron una UFE inicial, en comparación con el 9,9 por ciento de las mujeres que inicialmente se sometieron a una miomectomía. Al mismo tiempo, hubo tasas similares de aborto involuntario para las mujeres que se sometieron a UFE o miomectomía.