Actualizado 25/10/2021 10:00 CET

Las mujeres están infrarrepresentadas en la investigación sobre valores nutricionales

Archivo - Mujer embarazada comiendo. Nutrición. Embarazo.
Archivo - Mujer embarazada comiendo. Nutrición. Embarazo. - SANYASM/ ISTOCK - Archivo

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las mujeres y las embarazadas están poco representadas en los estudios que se utilizan para elaborar las orientaciones nutricionales que se ofrecen a los estadounidenses y canadienses, según un artículo publicado en la revista 'Science Advances'.

"Nuestra investigación es la primera revisión exhaustiva de la investigación subyacente que informa los valores de referencia de nutrientes. Estos valores se utilizan para muchas cosas: desde el desarrollo de programas de alimentos hasta la decisión de lo que hay en su barra de granola o la determinación de la composición de sus vitaminas prenatales --explica Emily R. Smith, profesora asistente de ciencias del ejercicio y la nutrición en la Universidad George Washington--. Nuestro estudio señala las lagunas de conocimiento sobre el nivel exacto de micronutrientes que debemos consumir para proteger la salud de las mujeres, incluidas las embarazadas".

Smith y sus colegas revisaron todos los estudios en los que se basan los valores de referencia de los micronutrientes establecidos en los Valores Dietéticos de Referencia para Estados Unidos y Canadá y el equipo descubrió que casi una cuarta parte de los estudios incluían sólo a hombres, y en las investigaciones que sí incluían a mujeres, las participantes femeninas estaban infrarrepresentadas en comparación con los hombres.

Los estudios que utilizaban métodos de investigación de vanguardia eran los que menos incluían a las mujeres. Las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia sólo estaban incluidas en el 17% de los estudios, una laguna que dificulta el asesoramiento nutricional para ayudar a mantener sanos a las madres y a los bebés, añade Smith.

Smith y su equipo también descubrieron que el 90% de los estudios sobre este tema no identificaban la raza o el origen étnico de los participantes, un hallazgo que plantea la preocupación de que las poblaciones minoritarias también estén infrarrepresentadas.

"Las futuras versiones de estos informes orientativos nacionales e internacionales deben incluir métricas de diversidad e inclusión, y cualquier dato que se utilice debe ser examinado para detectar los efectos específicos del sexo. Los financiadores y los investigadores deben redoblar sus esfuerzos para incluir a las mujeres y a las personas embarazadas en los estudios que puedan servir de base a las futuras versiones de los valores de referencia de los nutrientes --señala Smith--. En última instancia, tales esfuerzos ayudarían al sector privado, a los gobiernos y al público a obtener la información nutricional necesaria para apoyar la buena salud".