Publicado 09/10/2020 18:56CET

Las embarazadas con Covid-19 en estado grave tiene un mayor riesgo de parto prematuro y de problemas de salud

Woman with newborn baby right after delivery
Woman with newborn baby right after delivery - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / MARIA SBYTOVA - Archivo

MADRID, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las embarazadas con Covid-19 en estado grave tiene un mayor riesgo de parto prematuro y de problemas de salud, según un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad Rutgers (Estados Unidos) y que ha sido publicado en el 'American Journal of Obstetrics & Gynecology'.

Además, las mujeres embarazadas con casos leves de la enfermedad por coronavirus tuvieron resultados similares en comparación con las que no estaban infectadas. "Sabemos que las mujeres son más susceptibles a algunas infecciones respiratorias virales durante el embarazo, pero necesitamos comprender cómo la gravedad de este nuevo coronavirus podría afectar la salud materna y neonatal. Una ventaja importante de nuestro estudio fue el diseño de casos y controles emparejados que permitió comparaciones de mujeres embarazadas con Covid-19 con controles embarazadas no infectadas", han dicho los expertos.

Los investigadores observaron a 183 mujeres embarazadas que tuvieron entre 16 y 41 semanas de gestación entre marzo y junio de 2020, comparando a 61 a las que se les diagnosticó Covid-19 y a 122 que no estaban infectadas. Entre los casos positivos, 54 fueron leves, seis graves y uno crítico.

De esta forma, los experto descubrieron que las mujeres negras e hispanas, las mujeres obesas, las mayores de 35 años y aquellas con afecciones médicas como diabetes y presión arterial alta tenían un mayor riesgo de tener Covid-19 grave o crítico. Estas mujeres tenían riesgo de tener un parto prematuro, preeclampsia, requerir oxígeno suplementario o ventilación mecánica y estadías prolongadas en el hospital.

Los riesgos neonatales, que se debieron en gran medida a los nacimientos prematuros, incluyeron dificultad respiratoria, sangrado en el cerebro, inflamación intestinal, y frecuencia cardiaca fetal anormal a pesar de las intervenciones para aumentar el oxígeno y el flujo sanguíneo a la placenta.

De hecho, todas las mujeres con Covid-19 grave y crítico necesitaron oxígeno suplementario y algunas recibieron otras intervenciones como hidroxicloroquina en las primeras etapas y esteroides hacia el final del estudio.

Contador