Publicado 01/10/2020 11:01CET

Eliminar el tumor de mama del pecho, de la axila o en ambos antes la cirugía no influye en el pronóstico

Cáncer de mama
Cáncer de mama - FLICKR - Archivo

MADRID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El pronóstico de las mujeres con cáncer de mama es igual si el tratamiento previo a la cirugía logra eliminar por completo las células cancerígenas en la mama, en los ganglios de las axilas o en ambos sitios, según un estudio presentado en el 12 Congreso Europeo de Cáncer de Mama (EBCC, por sus siglas en inglés).

El tratamiento del cáncer de mama no siempre empieza por cirugía, dado que en ciertas pacientes comienza por quimioterapia neoadyuvante, que se administra antes de la intervención quirúrgica. Uno de los grupos de pacientes que suele recibir este esquema de tratamiento son las mujeres que presentan afectación ganglionar en el momento del diagnóstico y aquellas con tumores agresivos.

"Hay estudios que evidencian que las pacientes cuyo tumor se elimina con el tratamiento neoadyuvante tienen un mejor pronóstico. Sin embargo, la respuesta completa no siempre ocurre en mama y los ganglios a la vez. Hay pacientes que no les queda tumor en la mama pero sí en los ganglios de la axila; en otras, no queda tumor en las axila pero sí en la mama. A otras pacientes les queda tumor residual en la mama y en los ganglios axilares, lo que se denomina respuesta parcial", ha explicado el cirujano de la mama en la Clínica Universidad de Navarra en Madrid, Antonio Jesús Esgueva.

Para alcanzar esta conclusión, en el trabajo se analizó una base de datos que abarca desde enero de 2011 hasta abril de 2019, con pacientes de Madrid y Barcelona. En ella se incluyeron 646 mujeres diagnosticadas de un carcinoma de mama que recibieron tratamiento neoadyuvante, de cuales se seleccionó a las 380 que tenían afectación de los ganglios axilares en el momento del diagnóstico. La edad media de ese grupo era de 54 años y el tiempo medio de seguimiento.

"Mantenemos actualizada la base de datos con las sucesivas visitas de revisión de las pacientes para así contar con el máximo de información y lo más actualizada posible. El objetivo de nuestro estudio era ver si había diferencias en el pronóstico entre las pacientes que conseguían una respuesta completa (ya fuera total en mama y ganglios axilares, o total en solo una de esas dos zonas) y comparar estos tres grupos con las mujeres que presentaban una respuesta parcial. Nuestra hipótesis era demostrar si algún tipo de respuesta completa era un factor de buen pronóstico", ha detallado el doctor Esgueva.

Del grupo, 68 mujeres (un 17,89%) habían logrado la respuesta patológica completa. En concreto, según los subtipos genéticos, la obtuvieron más las pacientes con tumores HER2-positivo (46,7%), triple negativo (28,1%), que las afectadas con tumores del tipo Luminal B (4,55%) y Luminal A (0%).

En función del lugar de la anatomía donde se lograba la respuesta patológica completa, 73 mujeres (el 19,21%) la logró en las axilas, 16 (4,21%) en la mama y 223 (58,68%) obtuvieron una respuesta patológica parcial. El análisis de los casos demostró que la edad media de las mujeres que obtenían una respuesta completa bien en la mama, en la axila o en ambos sitios era inferior (51,5 años) que las que solo habían obtenido una respuesta parcial (55,8 años).

El equipo de investigación no halló diferencias ni en cuanto a supervivencia libre de enfermedad (el tiempo de vida transcurrido después del tratamiento durante el que no se detecta ningún signo del cáncer) ni en supervivencia general (el tiempo de vida después del tratamiento, con o sin enfermedad) entre los grupos de mujeres que habían obtenido una respuesta patológica completa solo en la mama, solo en la axila, o tanto en mama como en axila.

Sin embargo, ambas variables eran peores en las mujeres a las que les quedaba enfermedad en las axilas y también en las mamas, ya que presentaban un 39 por ciento más de eventos adversos que los esperados.
"Los resultados de nuestro estudio arrojan algo más de luz en cuanto a la información que podemos dar a nuestros pacientes acerca del pronóstico de su enfermedad, es decir, contribuye a mejorar la información que se ofrece a la paciente sobre su cáncer", ha zanjado el doctor, para señalar que serán precisos ensayos clínicos, ya en marcha, para consolidar estos resultados.

Contador

Para leer más