El ejercicio ayuda a las pacientes con cáncer de mama avanzado, especialmente si sufren dolor

Archivo - Mujer atándose las zapatillas de deporte.
Archivo - Mujer atándose las zapatillas de deporte. - PEOPLEIMAGES/ISTOCK - Archivo
Publicado: miércoles, 20 marzo 2024 8:03

MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

Participar en un programa de ejercicios redujo el dolor y la fatiga y mejoró la calidad de vida de las personas con cáncer de mama metastásico, según los nuevos resultados de un ensayo presentado en la 14ª Conferencia Europea sobre el Cáncer de Mama.

La investigación fue presentada por Anouk Hiensch del Centro Médico Universitario de Utrecht en los Países Bajos. Según la misma "aunque se han realizado muchas investigaciones sobre el ejercicio en personas con cáncer en etapa temprana, hemos visto muy poca investigación sobre el ejercicio en pacientes con enfermedad más avanzada".

En esta investigación se pudo observar que, aunque las pacientes de todas las edades se beneficiaron del ejercicio, los investigadores observaron la mayor mejora entre las pacientes menores de 50 años. Sin embargo, dicen que sus hallazgos proporcionan evidencia sólida de que a todas las pacientes con cáncer de mama que se ha extendido a otras partes del cuerpo (cáncer metastásico) se les debe ofrecer ejercicio como parte de su paquete de tratamiento y atención.

"Los pacientes con cáncer metastásico suelen someterse a un tratamiento continuo cuyo objetivo es prolongar su vida. Gracias a estos tratamientos, muchos pacientes con cáncer metastásico viven más tiempo, pero muchos también informan de un deterioro de su calidad de vida con el tiempo. Por lo tanto, necesitamos estrategias de atención de apoyo, como el ejercicio, que mejoren la vida de estas pacientes", insiste Anouk Hiensch.

El ensayo incluyó a 357 pacientes con cáncer de mama metastásico con una edad promedio de alrededor de 55 años. Los pacientes fueron reclutados en uno de los ocho centros oncológicos de Alemania, Polonia, España, Suecia, Países Bajos y Australia. De estos pacientes, 178 fueron seleccionados al azar para participar en un programa de ejercicio de nueve meses junto con su atención habitual y los otros 179 recibieron su atención habitual.

El programa de ejercicios consistió en un entrenamiento personalizado dos veces por semana con ejercicios de resistencia, aeróbicos y de equilibrio supervisados ??por un fisioterapeuta o fisiólogo del ejercicio. Se animó a los pacientes de ambos grupos a realizar actividad física durante al menos 30 minutos todos los días y se les entregaron rastreadores de actividad.

Al inicio del estudio y después de tres, seis y nueve meses, los investigadores preguntaron a los pacientes sobre sus niveles de fatiga y su calidad de vida, incluido el dolor que padecían.

En general, los investigadores encontraron que los pacientes que participaron en el programa de ejercicio sufrieron menos fatiga y tuvieron una mejor calidad de vida. Las mayores mejoras se produjeron en las mujeres menores de 50 años y en las que sufrían dolor al comienzo del estudio. "No sabemos exactamente por qué el ejercicio ayuda a los pacientes con cáncer que sufren dolor, pero creemos que podría deberse a que el ejercicio reduce la inflamación. Hemos recolectado muestras de sangre de los participantes de nuestro ensayo y el estudio de estas muestras puede decirnos más", apuntan los investigadores.

De esta forma, los investigadores también están realizando un análisis de rentabilidad para ayudar a convencer a los responsables políticos y a las aseguradoras de salud de que financien programas de ejercicio para los pacientes.

Hiensch comenta: "Con base en estos hallazgos, recomendamos el ejercicio supervisado para todas las pacientes con cáncer de mama metastásico, particularmente aquellas que experimentan dolor, como parte de su atención estándar. Las pacientes de mayor edad también se beneficiaron del ejercicio; sin embargo, el programa podría requerir algunos ajustes adicionales para que se beneficien tanto como las pacientes más jóvenes.

Contador

Leer más acerca de: