Publicado 05/11/2021 14:12CET

La leche materna estimula las defensas contra la Covid-19 en los recién nacidos

Imagen de recurso de lactancia materna
Imagen de recurso de lactancia materna - JUNTA

ROMA, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un estudio médico de los hospitales de Roma, Bambino Gesù y el Policlínico Umberto I, ha determinado que la leche materna estimula las defensas contra la Covid- 19 en los recién nacidos y que las posibilidades de que una madre, positiva a la enfermedad SARS-CoV-2 durante el parto, la transfiera a su hijo son muy remotas.

Los exámenes clínicos fueron efectuados a 28 mujeres-contagiadas de coronavirus y sin vacunar- que dieron a luz entre noviembre del 2020 y mayo de 2021 y también a sus hijos neonatos. Los investigadores querían acertar cómo esta condición de la madre durante el parto podía influenciar en la inmunidad del neonato.

Para ello, identificaron la presencia de inmunoglobulinas específicas contra el virus SARS-CoV-2 tanto en la sangre como en la leche materna, así como en la sangre y la saliva de los recién nacidos. De hecho, es la saliva la que contiene los anticuerpos de tipo IgA que protegen las mucosas y que- a raíz de la experiencia en la pandemia- ha demostrado ser un elemento eficaz contra la infección del coronavirus. Los análisis se realizaron 48 horas después del parto y se repitieron dos meses más tarde.

Los resultados de la investigación (publicados en la revista JAMA Network Open) han demostrado que en el cuerpo de la madre había restos de los anticuerpos específicos para el virus dos meses después del parto, pero no a las 48 horas. En cambio, se ha identificado que en la leche, los anticuerpos específicos de tipo IgA ya estaban presentes solo 48 horas después del parto. Esto demuestra, según los autores de la investigación que la respuesta de las mucosas para la producción de anticuerpos es más rápida que la respuesta sistémica del organismo.

Del mismo modo, los recién nacidos no presentaban rastros de anticuerpos específicos IgG contra la enfermedad SARS-CoV-2 en la sangre ni 48 horas después del parto ni tampoco dos meses más tarde. Sin embargo, los anticuerpos mucosos estaban presentes en la saliva a 48 horas del parto y dos meses después en aquellos bebés que habían sido alimentados con la leche materna.

"Este es un primer resultado sorprendente porque en el mismo lapso de tiempo la presencia de anticuerpos en la leche materna resultaba notablemente disminuida, porque ya no era positiva al coronavirus", indica en su nota de prensa el hospital pediátrico Bambin Gesù. "Con 48 horas de diferencia, los bebés alimentados con leche materna presentaban en la saliva anticuerpos mucosos específicos contra la Covid-19; cosa que no sucedía en los otros niños", agrega el comunicado.

Por su parte la responsable de la Unidad diagnóstica de Inmunología, la doctora Rita Carsetti, ha afirmado que es "la primera vez que se demuestra este mecanismo". Y ha señalado: "Ahora sabemos que la leche materna ayuda a los niños a desarrollar sus propias defensas inmunitarias. El sistema podría funcionar del mismo modo para otros agentes patógenos, que están presentes en la madre durante la lactancia".

Contador