Publicado 10/08/2021 12:57CET

7 consejos para retomar el 'running' tras el embarazo y posoperatorios obstétricos

Archivo - Embarazada sostiene un vaso de agua.
Archivo - Embarazada sostiene un vaso de agua. - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / DEJAN DUNDJERSKI

MADRID, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM) ha recomendado a las corredoras que se han quedado embarazadas acudir a la consulta del fisioterapeuta para conocer los importantes cambios que va a experimentar el cuerpo y cómo se debe adaptar la práctica del 'running' con el embarazo.

La fisioterapia uroginecológica acompaña a las futuras mamás durante el embarazo y el posparto para enseñarles a cuidar y mantener en forma su suelo pélvico, factor primordial para volver a emprender la práctica del 'running' de forma segura y saludable, que también se puede aplicar en casos de poscirugía de obstétrica o cuando se haya producido un parón en los entrenamientos por cualquier otro motivo.

Esta es una de las recomendaciones del videoconsejo de la campaña '12 meses, 12 consejos de salud', que el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid realiza junto a los Colegios Profesionales de Fisioterapeutas de Cataluña, País Vasco, Navarra, Galicia, Comunidad Valenciana, Cantabria, La Rioja y Aragón, y que está dedicado en agosto a las corredoras que se incorporan a la práctica de la carrera tras el embarazo.

"Correr es una actividad de impacto y es necesario que el cuerpo se exponga de forma progresiva a este estímulo. Tras el parto, y antes de volver a esta actividad deportiva, es necesario recuperar la fuerza y el control de la musculatura del periné, el abdomen y los glúteos", explica Montserrat Ruiz-Olivares, fisioterapeuta y secretaria general del CPFCM.

Los fisioterapeutas madrileños recomiendan evitar las distancias largas, que aumentan la presión de toda la musculatura, incluida la del suelo pélvico. "Mejor tres sesiones de 15 minutos a la semana, que una de 45", detallan.

Así, ven "preferible" dar más zancadas cortas que pocas y largas, por lo que se aconsejan unos 180 pasos por minuto sin aumentar la velocidad de la carrera. En este sentido, recuerdan que los terrenos duros como el asfalto o el carril bici son más estables, pero requieren de una buena técnica de carrera para la gestión del impacto.

Así, animan a elegir rutas llanas. "Si no, es preferible hacer las subidas corriendo y caminar en las bajadas", explican. Igualmente, indican que las zapatillas deben ser adecuadas para esta práctica y estar en buen estado.