Publicado 05/10/2021 12:31CET

Casi una de cada tres niñas y mujeres jóvenes en España asumió como cierto un bulo sobre la COVID-19, según un estudio

La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, en el acto del Día de la Niña organizado por Plan International
La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, en el acto del Día de la Niña organizado por Plan International - PLAN INTERNATIONAL

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

Casi una de cada tres (29%) niñas, adolescentes y mujeres jóvenes en España asumió como cierto un bulo o información errónea relativa a la COVID-19, según se desprende del informe 'The Truth GAP: (Des)Informadas Online', realizado por Plan Internacional.

El estudio recoge datos de 33 países, combinando metodología cuantitativa y cualitativa. Por un lado, se ha llevado a cabo una encuesta online a más de 26.000 niñas, adolescentes y mujeres jóvenes en 26 países, incluido España; y se han realizado entrevistas en profundidad a niñas, adolescentes y mujeres jóvenes de 18 países, según ha explicado la directora general de Plan Internacional España, Concha López, en el acto conmemorativo del Día Internacional de la Niña, celebrado este martes en el Congreso de los Diputados.

El informe apunta que la información online ha sido especialmente importante para las niñas y las jóvenes durante la pandemia de COVID-19, ya que debido a los contenidos online el 36% afirma que ha cambiado su comportamiento durante la pandemia y el 19% dice que la información online ha influido en su decisión de vacunarse contra la COVID-19.

Concha López ha sido la encargada de desgranar los principales resultados de esta investigación, que ponen de relieve que el 33% de las encuestadas españolas ha discutido con amistades o miembros de su familia como consecuencia de la desinformación o información errónea y el 25% ha puesto en duda la información que ha recibido en el colegio a consecuencia de la desinformación o la información errónea.

También el 29% afirma haber experimentado estrés, preocupación o ansiedad por la desinformación o la información errónea, y el 15% reconoce que les ha llevado a dejar de participar en asuntos políticos o de actualidad.

El 30% de las encuestadas ha recibido formación en el ámbito educativo para saber identificar la desinformación y el 55% asegura no saber identificar contenido falso en Internet. Los datos del informe muestran que la mayoría de las jóvenes españolas pasan entre 4 y 6 horas diarias conectadas a Internet.

LA IGUALDAD DE GÉNERO Y EL FEMINISMO

Por otro lado, la investigación pone de relieve que el 79% de las niñas y jóvenes se interesa por temas sociales, y, especialmente, por cuestiones vinculadas a la igualdad de género y el feminismo (44%), seguido de información vinculada con la COVID-19 (38%) y la salud y el bienestar físico (36%).

La mayoría (64%) de las adolescentes y jóvenes confía en sus amistades para acceder a la información sobre los temas que le interesan, aunque los medios de comunicación convencionales (59%) y los y las 'influencers' (51%) también se mencionaron como fuentes de información clave para las niñas y jóvenes.

El 93% de las encuestadas españolas se ha visto influida de alguna manera por la información que ha consultado en medios y redes online. Así, el 54% siente que esta información le ha ayudado a entender y a conocer más cuestiones que le preocupan, mientras que el 45% se ha informado de un nuevo asunto y ha comenzado a participar activamente en él, y el 43% ha podido conectar con personas de ideas afines por la información que ha visto en medios sociales.

En este escenario, el estudio señala que el 98% de las encuestadas están preocupadas por la desinformación y/o la información errónea a la que se enfrentan en medios y redes sociales, y casi dos tercios (62%) están "extremadamente o muy preocupadas" por ello.

En este sentido, el 90% dijo haber visto información errónea y/o desinformación online, especialmente relacionada con la COVID-19 (60%), violencia por razón de género (42%), igualdad de género y feminismo (40%). No obstante, el 45% de ellas sabría identificar contenido falso en Internet y el 98% de ellas utiliza estrategias para comprobar la veracidad de la información, sobre todo, contrastar la información con fuentes alternativas (61%).

El informe revela que no hay ninguna fuente online en la que la mayoría de las niñas y jóvenes confíen plenamente, pero a la que más suelen acudir son las páginas web de los medios de comunicación tradicionales (42%).

Asimismo, el 19% de las jóvenes confían en la información proporcionada por el gobierno nacional a través de sus redes y páginas webs oficiales, y no valoran aquella que ofrecen los políticos en general (6%) o las empresas privadas (8%).

DESINFORMACIÓN EN LAS PLATAFORMAS

Un 12% considera a las 'celebrities' fuente de información online valiosa. Respecto a las plataformas digitales, siete de cada diez niñas y jóvenes (72%) han visto información errónea o desinformación en Facebook (45%), Instagram (38%), Twitter (34%), apps de mensajería instantánea (56%) y aquellas en las que se comparten vídeos (51%).

La desinformación tienen un impacto negativo importante en las niñas, adolescentes y mujeres jóvenes, según ha afirmado en la encuesta un 87% de ellas. Más de un tercio (38%) se han sentido tristes, deprimidas, estresadas, preocupadas o ansiosas. El 19% se han sentido físicamente inseguras a causa de la desinformación online.

De este modo, las niñas y las jóvenes consideran que la policía y las fuerzas del orden (18%), los gobiernos (17%) y las empresas de noticias y medios de comunicación (17%) deberían ser los principales responsables de identificar y combatir la desinformación y/o la información errónea online.

En relación con los datos globales, Concha López ha destacado que nueva de cada diez chicas aseguran que la información falsa y errónea online ha tenido impactos negativos en su vida y el 46% que les provoca tristeza, depresión, estrés, preocupación o ansiedad. Hasta un 20% de las niñas y las jóvenes encuestadas se siente a veces físicamente insegura.

Igualmente, ha añadido que una de cada cuatro encuestadas se siente con menos confianza para compartir sus opiniones y una de cada cinco deja de participar en Internet en asuntos relacionados con política o de actualidad.

López ha trasladado una petición a la Cámara y es que el nuevo proyecto de ley de Cooperación Internacional para el Desarrollo, que pronto será debatido en el Congreso, contribuya "a garantizar que la alfabetización digital no deja a nadie atrás en los países socios de la cooperación española, para que todos los niños y niñas puedan acceder a una educación completa y de calidad también en estos países".

Por su parte, la presidenta de la Cámara Baja, Meritxell Batet, ha declarado que "la información en las redes es un instrumento necesario para poder transformar la realidad y para hacer efectivos el resto de derechos y muy especialmente la prohibición de discriminaciones".

"Las instituciones públicas debemos impulsar y garantizar el acceso a una información libre y veraz de nuestras niñas; y debemos también comprometernos en luchar contra los efectos nocivos de la desinformación en la infancia. Creo que puedo hablar en nombre de todos los diputados y diputadas para comprometernos a trabajar por el futuro de las niñas, por el futuro de los niños, que es trabajar por el futuro de nuestro país, por el futuro de España", ha concluido Batet.

Contador