Los cannabinoides pueden aliviar el dolor causado por la endometriosis

Publicado 15/01/2020 17:07:13CET
Alejandra Escudero-Lara y Rafael Maldonado. /
Alejandra Escudero-Lara y Rafael Maldonado. / - UPF/SINC

   MADRID, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Un estudio llevado a cabo en ratones por investigadores de la Universidad Pompeu Fabra, en colaboración con el Servicio de Ginecología del Hospital Clínic de Barcelona, ha evidenciado que los cannabinoides pueden aliviar el dolor causado por la endometriosis.

   Se trata de una enfermedad común, crónica y dolorosa causada cuando el revestimiento del útero (el endometrio) crece fuera de su cavidad, afectando a los órganos reproductivos, causando dolor, infertilidad, ansiedad, depresión y provocando un impacto considerable en la calidad de vida.

   Las opciones de tratamiento incluyen cirugía o terapia hormonal, pero no siempre son efectivas y, a menudo, tienen efectos secundarios significativos. "Debido a la falta de tratamientos efectivos, las mujeres con endometriosis generalmente dependen de estrategias de estilo de vida como cambios en la dieta o ejercicio. Aunque el cannabis tiene una gran cantidad de posibles efectos secundarios, sus propiedades medicinales podrían aliviar el dolor en la endometriosis y otras afecciones", ha explicado el autor principal del trabajo, Rafael Maldonado.

   Dado que el uso médico del THC está autorizado en algunos países, estos resultados, publicados en la revista 'eLife' y recogidos por la plataforma Sinc, pueden ser de interés para ginecólogos y especialistas en dolor que manejan el tratamiento de mujeres con dolor endometrial.

   En concreto, el equipo estudió ratones con implantes endometriales en la pelvis para imitar la endometriosis en humanos. Aquellos con los implantes eran más sensibles al dolor en la pelvis, dolor que también se puede asociar con alteraciones emocionales y cognitivas, similares a los síntomas observados en algunas mujeres con endometriosis.

   Los científicos trataron a los ratones con una dosis diaria de 2 mg/kg de THC durante 28 días, comprobando que se aliviaba la sensibilidad al dolor en la pelvis, pero que no producía ningún efecto sobre el dolor en otras áreas, lo que demuestra que el tratamiento fue específico para la dolencia causada por esta dolencia.

   El alivio del dolor también se produjo independientemente de cuándo se inició el tratamiento, lo que sugiere que funciona igual de bien una vez se han establecido los síntomas del dolor. Del mismo modo, los investigadores descubrieron que los ratones con endometriosis tenían síntomas similares a la ansiedad de algunas mujeres con la afección.

   De la misma forma, los expertos analizaron el rendimiento de la memoria en los ratones, para lo cual proporcionaron a los animales dos objetos idénticos y les permitieron familiarizarse con ellos. Después, reemplazaron uno de los objetos y cronometraron cuánto tiempo pasaron los roedores explorando el objeto nuevo frente al familiar, con el objetivo de dar una indicación sobre lo que recordaban los animales.

   En este caso, los expertos descubrieron que la memoria estaba deteriorada en los ratones con endometriosis en comparación con aquellos que no tenían la afección. Sin embargo, los tratados con THC no mostraron este deterioro, lo que para los autores sugiere que el compuesto puede tener un efecto protector.

   Finalmente, estudiaron los efectos del THC en el endometrio dentro y fuera del útero, y observaron que los ratones con endometriosis tratados con THC durante 32 días tenían crecimientos endometriales más pequeños. "Nuestros hallazgos muestran que el THC limita el desarrollo y los síntomas de la endometriosis en un modelo experimental. Los resultados subrayan el interés de realizar más investigaciones para garantizar la seguridad y los efectos beneficiosos de este tratamiento en mujeres con endometriosis", han zanjado los investigadores.

Contador