Publicado 25/03/2021 07:15CET

Los cánceres de mama triple negativo siguen acumulando cambios genéticos durante el crecimiento del tumor

Archivo - Célula de cáncer de mama
Archivo - Célula de cáncer de mama - ANNE WESTON, FRANCIS CRICK INSTITUTE - Archivo

MADRID, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de investigadores del MD Anderson Cancer Center de la Universidad de Texas, en Estados Unidos, ha desarrollado un nuevo método de secuenciación del ADN unicelular (ADNsc) con una resolución de una sola molécula. Esta técnica ha revelado por primera vez que los cánceres de mama triplemente negativos experimentan cambios continuos en el número de copias genéticas tras un estallido inicial de inestabilidad cromosómica.

Los resultados, que se publican en la revista 'Nature', ofrecen un nuevo enfoque preciso y eficaz para secuenciar cientos de células cancerosas individuales, a la vez que proporcionan nuevos conocimientos sobre la evolución del cáncer. Estos conocimientos podrían explicar por qué los tratamientos no siempre son eficaces y por qué los investigadores no son capaces de generar cultivos celulares homogéneos en el laboratorio.

"Esto representa un progreso significativo respecto a nuestros primeros métodos de secuenciación de ADN unicelular, con un aumento significativo del rendimiento, la precisión y la facilidad de uso --explica el autor principal, el doctor Nicholas Navin, profesor asociado de Genética y Bioinformática y Biología Computacional--. Ahora somos capaces de resolver diferencias muy pequeñas en el número de copias dentro de la población de células tumorales de una manera que no era posible anteriormente".

La nueva técnica, denominada Acoustic Cell Tagmentation (ACT), comienza con la clasificación celular activada por fluorescencia para aislar núcleos individuales de miles de células. A continuación, un proceso químico de tres pasos corta el ADN de cada célula en fragmentos precisos, añade adaptadores universales e incorpora códigos de barras para la secuenciación de próxima generación.

La química se realiza con tecnología de transferencia acústica de líquidos, que utiliza ondas sonoras para transferir volúmenes diminutos de líquido de forma rápida y eficaz. Mientras que los primeros métodos de secuenciación de ADNc requerían tres días desde el principio hasta el final, el nuevo método puede completarse en sólo tres horas, explica Navin.

Con este método mejorado para secuenciar el ADN de un número limitado de células, los investigadores trataron de responder a una pregunta permanente sobre la evolución del cáncer. El equipo de Navin había establecido previamente que los cánceres de mama triplemente negativos experimentan una evolución puntuada, adquiriendo cambios en el número de copias en un estallido inicial de inestabilidad cromosómica, pero se desconocía si las células cancerosas seguían acumulando cambios después de ese evento.

Dirigido por el estudiante de posgrado Darlan Conterno Minussi, el equipo de Navin colaboró con el laboratorio de la doctora Franziska Michor, del Instituto Oncológico Dana-Farber, para realizar un análisis del número de copias en 16.178 células individuales de ocho cánceres de mama triplemente negativos y cuatro líneas celulares mediante la técnica ACT.

"Descubrimos que la evolución puntuada en estas células va seguida de una inestabilidad transitoria --recuerda Navin--. Tras el acontecimiento inicial, hay un periodo de tiempo en el que los cambios en el número de copias se acumulan a tasas elevadas que finalmente se ralentizan hasta alcanzar una tasa basal".

La comprensión de que los cánceres de mama triple negativo siguen evolucionando con el tiempo puede explicar por qué los tratamientos no siempre son eficaces: una pequeña parte de las células cancerosas puede haber adquirido una mutación que transmite resistencia a una determinada terapia. En el futuro, los investigadores quieren determinar si el número de cambios genéticos que sufre un tumor es predictivo de los resultados clínicos.

Los resultados también tienen implicaciones para la investigación preclínica, ya que los investigadores confirmaron que las líneas celulares de cáncer de mama triple negativo también siguen acumulando cambios cuando se cultivan en el laboratorio. Es importante destacar que los investigadores demostraron que los procedimientos de cultivo celular utilizados habitualmente en el laboratorio no son capaces de generar poblaciones homogéneas de células tumorales, ya que éstas rediversifican rápidamente sus genomas.

El equipo de investigación sigue desarrollando este trabajo mediante la investigación de otros tipos de cáncer, tratando de entender si este modelo de evolución del cáncer puede ser ampliamente aplicable más allá de los cánceres de mama triple negativo.

Contador