El cambio de roles masculinos condiciona la manera en la que las mujeres proyectan su futuro familiar

Mujer con su hijo
PIXABAY
Publicado 05/12/2018 17:53:51CET

MADRID, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

Que las mujeres se vean a sí mismas como cuidadoras primarias de la familia o sustentadoras principales de la misma puede depender de cómo creen que los roles masculinos cambian o no en la sociedad, ha concluido un estudio de la Universidad de Arizona (Estados Unidos), publicado en la revista 'Personality and Social Psychology Bulletin'.

En concreto, cuando una mujer soltera joven cree que los hombres adoptan un papel significativamente más activo en la crianza de los hijos, es más probable que se imaginen a sí mismas como las sustentadoras principales de su futura familia.

En cambio, cuando las mujeres jóvenes creen que los hombres sólo se involucran un poco en el cuidado de los niños, es más posible que se proyecten como las cuidadoras primarias en su familia, según los investigadores. El estudio también sugiere que la manera en la que las mujeres se imaginan a sí mismas podría influir potencialmente en las decisiones académicas y laborales que toman antes de comenzar una familia.

"Esto muestra cómo de dependientes pueden ser las decisiones de los roles femeninos de las expectativas del futuro de sus compañeros masculinos", ha explicado la profesora del departamento de Psicología de la Universidad de Arizona, Alyssa Croft. "Estas expectativas pueden tener implicaciones en qué están dispuestas y son capaces de hacer las mujeres en sus propias vidas", ha agregado la experta.

Los hallazgos se basan en una serie de experimentos llevados a cabo en Estados Unidos y Canadá en los que los investigadores preguntaron a estudiantes universitarias con edades comprendidas entre los 18 y los 25 años cómo se imaginaban viviendo en 15 años. Se focalizaron en las mujeres que planeaban casarse y tener hijos.

A las participantes se les dijo que eran parte de un estudio sobre cómo las estadísticas afectan a la gente en la vida cotidiana. Los científicos les dieron una hoja que incluía una serie de gráficos sobre temas variados, como las cifras de consumo de tabaco, consumo de frutas y verduras y cómo el porcentaje de padres que se quedan en casa ha aumentado con el paso de los años. Sin embargo, a las mujeres se les dieron gráficos diferentes sobre el tiempo que pasan los padres en casa.

MISMOS DATOS, DISTINTA REPRESENTACIÓN

Los datos no eran distintos, los investigadores sólo modificaron el eje de la gráfica para obtener dos representaciones visuales diferentes de los mismos datos, obtenidos del U.S Census Bureau o de Statistics Canada. Unos representaban el incremento de este tiempo con una línea pronunciada que daba la apariencia de un cambio rápido y dramático. Otras vieron una línea más plana que sugería un cambio más gradual.

Los científicos también manipularon los textos que acompañaban los gráficos. La versión estadounidense mostraba un incremento de los porcentajes de hombres que se quedaban en casa en el país del 4 al 12 por ciento en 25 años. Se titulaban 'Rápido incremento de la prevalencia de los padres que se quedan en casa' o 'Lenta prevalencia de los padres que se quedan en casa'.

Tras ver los gráficos, a cada una de las participantes en el estudio se le preguntó cómo imaginaban su vida en 15 años y cómo se veían a sí mismas: siendo las personas que sustentaban económicamente a la familia o siendo la cuidadora principal de la misma.

Tanto las mujeres de Estados Unidos como las de Canadá que vieron el gráfico que representa un aumento más agudo de los padres que cuidan a sus hijos en casa se veían a sí mismas como sustentadoras de la familia, mientras que las que vieron la línea más plana tenían más probabilidades de imaginarse como cuidadoras.

¿CAMBIO DE ESTEREOTIPOS?

"Estas son personas que creemos que podrían rechazar los estereotipos tradicionales de género, y aún así siguen mostrando este patrón de expectativas de rol que responde directamente a si creen que los hombres estarán o no estarán", ha precisado Croft.

"Los roles de las mujeres están cambiando más rápidamente que los de los hombres, pero nos preguntamos si aún permanece un sentir en el que los roles de las mujeres están restringidos por la forma en la que dichos roles se entrelazan entre sí", ha agregado la experta.

El estudio reconoce que se necesitan más investigaciones sobre cómo las percepciones de las mujeres sobre los hombres afectan a sus elecciones académicas y laborales, "pero el hecho de que estas percepciones están cambiando sus futuras visiones sobre sí mismas es significante", ha señalado Croft.

De forma paralela, son necesarias investigaciones sobre si las visiones masculinas de su propio futuro están influenciadas de manera similiar por su percepción de los roles femeninos. "Algunos hombres, por ejemplo, pueden sentir alivio ante la estereotipada expectativa de que los hombres deben ser los proveedores económicos", ha concluido la investigadora.

Contador