Publicado 11/06/2021 18:37CET

Los biomarcadores hormonales de la placenta podrían indicar qué mujeres tendrían complicaciones del embarazo

Archivo - Feto, embrión
Archivo - Feto, embrión - NATURE - Archivo

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los biomarcadores hormonales de la placenta podrían indicar qué mujeres tendrían complicaciones del embarazo, según ha puesto de manifiesto un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad en Cambridge (Reino Unido) y que ha sido publicado en la revista 'Nature Communications Biology'.

Estos biomarcadores están presentes desde el primer trimestre del embarazo. "Este es un hallazgo muy importante dado que los trastornos del embarazo afectan a una de cada diez mujeres embarazadas y, a menudo, se diagnostican demasiado tarde cuando las complicaciones ya están causando estragos en el cuerpo de la madre y el desarrollo fetal", han enfatizado.

La placenta es un órgano biológico complejo, el cual se forma y crece a partir del óvulo fertilizado y se adhiere a la pared del útero. Permite que los nutrientes y el oxígeno fluyan de la madre al bebé y elimina los productos de desecho fetal. A pesar de su importancia, la placenta es un órgano muy conocido y muy difícil de estudiar en mujeres embarazadas, pero su capacidad para funcionar correctamente es vital, ya que tiene un impacto en los resultados del embarazo y la salud de por vida de la madre y el niño.

Usando modelos de ratón, los investigadores observaron las proteínas producidas por la placenta y las compararon con muestras de sangre de mujeres que tuvieron embarazos sin incidentes y aquellas que desarrollaron diabetes gestacional.

El equipo desarrolló nuevos métodos para aislar y estudiar las células endocrinas en la placenta del ratón porque estas células son responsables de secretar hormonas durante el embarazo. Perfilaron la placenta para identificar las hormonas que se secretan para crear un mapa completo de proteínas en el misterioso órgano.

El mapa del modelo de ratón de las proteínas hormonales de la placenta se comparó posteriormente con conjuntos de datos de estudios de la placenta humana y los resultados del embarazo y los investigadores descubrieron una gran superposición biológica.

"Descubrimos que alrededor de un tercio de las proteínas que identificamos cambiaron en mujeres durante embarazos con trastornos. Utilizando un pequeño estudio para probar si estas proteínas placentarias tendrán algún valor clínico, también descubrimos que los niveles anormales de hormonas estaban presentes en la sangre de la madre desde el primer trimestre (semana 12 de gestación) en mujeres que desarrollaron diabetes gestacional, una complicación del embarazo que generalmente se diagnostica entre las 24 y 28 semanas", han añadido los expertos.