Publicado 03/06/2021 07:54CET

Beneficios de una dieta saludable antes y durante el embarazo

Archivo - Mujer embarazada comiendo. Nutrición. Embarazo.
Archivo - Mujer embarazada comiendo. Nutrición. Embarazo. - SANYASM/ ISTOCK - Archivo

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

Una dieta saludable desde el momento de la concepción hasta el segundo trimestre puede reducir el riesgo de varias complicaciones comunes del embarazo, según sugiere un estudio realizado por investigadores de los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos.

Las mujeres embarazadas que participaron en el estudio y que obtuvieron una puntuación alta en cualquiera de las tres medidas de alimentación saludable tenían un menor riesgo de padecer diabetes gestacional, trastornos de la presión arterial relacionados con el embarazo y partos prematuros.

El estudio, publicado en el 'American Journal of Clinical Nutrition', fue realizado por el doctor Cuilin Zhang y sus colegas del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver (NICHD) de los Institutos Nacionales de Salud.

Los investigadores analizaron los datos dietéticos recogidos varias veces durante el embarazo en el Estudio de Crecimiento Fetal del NICHD. Casi 1.900 mujeres respondieron a cuestionarios sobre su dieta entre las semanas 8 y 13 de embarazo y se les pidió que estimaran lo que habían comido en los tres meses anteriores.

Entre las semanas 16 y 22 y entre las semanas 24 y 29, las mujeres identificaron lo que habían comido en las 24 horas anteriores. Sus respuestas se puntuaron de acuerdo con tres medidas de alimentación saludable: el Índice Alterno de Alimentación Saludable (AHEI, por sus siglas en inglés), la Dieta Mediterránea Alternativa (DMA) y la dieta de los Enfoques Dietéticos para Detener la Hipertensión (DASH). Las tres medidas hacen hincapié en el consumo de frutas, verduras, cereales integrales, frutos secos y legumbres y limitan la carne roja y procesada.

En general, los investigadores descubrieron que seguir cualquiera de las dietas desde el momento de la concepción hasta el segundo trimestre se asociaba a un menor riesgo de diabetes gestacional, hipertensión, preeclampsia y parto prematuro.

Por ejemplo, las mujeres con una puntuación alta de AHEI entre las semanas 16 y 22 tenían un 32% menos de riesgo de diabetes gestacional que las mujeres con una puntuación baja de AHEI. Las mujeres con una puntuación DASH alta entre las semanas 8 y 12 y entre las semanas 16 y 22 tenían un riesgo un 19% menor de padecer trastornos de hipertensión arterial relacionados con el embarazo.

Una puntuación alta de AMED entre las 24 y 29 semanas o una puntuación alta de DASH entre las 24 y 29 semanas se asoció a un riesgo un 50% menor de parto prematuro.

Contador