Publicado 13/01/2021 15:05CET

Aumentar la práctica de ejercicio durante el primer trimestre puede reducir el riesgo de diabetes gestacional

Mujeres embarazadas en una clase
Mujeres embarazadas en una clase - UPM - Archivo

MADRID, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las mujeres embarazadas que hacen más ejercicio durante el primer trimestre del embarazo pueden tener un riesgo menor de desarrollar diabetes gestacional, según un nuevo estudio del Departamento de Salud Pública de la Universidad de Tennessee, en Estados Unidos.

El análisis, dirigido por Samantha Ehrlich, profesora asistente y adjunta investigador de la División de Investigación de Kaiser Permanente, encontró que un menor riesgo de diabetes se asoció con al menos 38 minutos de ejercicio de intensidad moderada cada día, un poco más que las recomendaciones actuales de al menos 30 minutos al día cinco días a la semana.

La diabetes gestacional se refiere a la diabetes diagnosticada por primera vez durante el embarazo. Puede plantear problemas de salud graves, incluidos el embarazo y las complicaciones del parto, así como un mayor riesgo futuro de diabetes tanto en la madre como en el niño.

"Sabemos que el ejercicio es seguro y beneficioso para las mujeres embarazadas sanas. Estos resultados muestran que el ejercicio es útil para evitar la diabetes gestacional, aunque es posible que deba hacer un poco más de lo recomendado actualmente para disfrutar de ese beneficio", señala la investigadora.

El estudio observacional se basó en los niveles de ejercicio autoinformados por las mujeres durante el primer trimestre de embarazo. Encontró que hacer ejercicio al menos 38 minutos por día redujo el riesgo de diabetes gestacional en 2,1 casos por 100 mujeres y el riesgo de azúcar en sangre anormal en 4,8 casos por 100 mujeres.

"Sabemos que entre seis y diez mujeres de cada 100 padecen diabetes gestacional. Si ser más activo podría reducir eso en dos mujeres por cada 100, ese es un beneficio claro", ha señalado Ehrlich.

El estudio, publicado en la revista 'Diabetes Care', analiza los datos recopilados para el Estudio de Estilo de Vida y Ambiente de Embarazo (PETALS), un estudio longitudinal que incluyó un cuestionario de actividad física de 2.246 miembros embarazadas de Kaiser Permanente Northern California. Las mujeres del estudio eran racial y étnicamente diversas y de una amplia gama de clasificaciones de peso antes del embarazo.

Los autores sugieren que es posible que sea necesario repensar las recomendaciones actuales para mejorar las posibilidades de las mujeres de prevenir la diabetes gestacional con ejercicio.

Contador