Publicado 20/10/2021 15:10CET

Así afecta la menopausia a las relaciones sexuales

Archivo - Mujer entrando en la menopausia.
Archivo - Mujer entrando en la menopausia. - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / YACOBCHUK - Archivo

MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El 53 por ciento de las mujeres afirma que mantiene menos relaciones sexuales tras la menopausia que antes de llegar a este periodo, según el I estudio sobre sexo y menopausia de Intimina, marca especializada en la salud femenina.

Algunas de las causas, según el estudio de Intimina, pueden ser, por un lado, que hasta un 73 por ciento de las encuestadas ha sufrido menor lubricación vaginal durante la menopausia, lo que puede desembocar en coitos incómodos o incluso dolorosos. Además, más de la mitad de ellas (54%) asegura que tiene menos apetito sexual y orgasmos menos intensos.

Así las cosas, el estudio también sugiere que el 65 por ciento de las mujeres españolas considera que la menopausia sigue siendo un tema tabú y desconocido. Uno de los motivos principales es que las mujeres se enfrentan a esta parte de su ciclo menstrual sin recibir la información necesaria por parte de los profesionales médicos.

De hecho, seis de cada 10 mujeres encuestadas no recibió la suficiente información por parte del personal sanitario sobre los cambios que implicaba la menopausia. Por ello, más de la mitad (54%) de ellas solo tenían un conocimiento pobre o muy básico de los cambios asociados a la menopausia antes de llegar a ella y una extensa mayoría (81%) afirma que le hubiese gustado saber más sobre este proceso y sus síntomas.

Precisamente, en cuanto a los síntomas, el 63 por ciento ha notificado un aumento de peso, el 57 por ciento, sofocos; y el 44 por ciento, cambios de humor, lo que los erige como algunos de los síntomas más comunes de la menopausia entre las mujeres españolas.

EL SUELO PÉLVICO, CLAVE PARA SEGUIR DISFRUTANDO DEL SEXO DURANTE LA MENOPAUSIA

Lo que muchas mujeres desconocen es que la salud del suelo pélvico influye directamente en las relaciones sexuales, especialmente como consecuencia del embarazo, el parto o la menopausia. Además, un suelo pélvico debilitado puede producir incontinencia urinaria o prolapsos (caída de los órganos intraabdominales).

El problema es que todavía hay mujeres (27%) que no conocen el estado de su suelo pélvico, a pesar de que una de cada tres ha notado cambios en esta musculatura a raíz de la menopausia. Además, el 62 por ciento tampoco conoce la importancia de realizar ejercicios de Kegel para mantener el suelo pélvico con buen tono.

Para ejercitar los músculos de esta zona, Intimina aconseja añadir a la rutina diaria de las mujeres los conocidos ejercicios de Kegel, que consisten en contraer los músculos del suelo pélvico hacia arriba y hacia adentro durante unos segundos para fortalecer y tonificar la musculatura.