Publicado 15/06/2021 13:30CET

El abordaje multidisciplinar de la embarazada supone importantes beneficios en su atención

Archivo - Mujer embarazada.
Archivo - Mujer embarazada. - TC-TORRES/PIXABAY - Archivo

MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

Expertos participantes en la II Jornada Interhospitalaria 'Abordaje de la mujer embarazada en un equipo multidisciplinar: importancia del Laboratorio Clínico', organizada por el Grupo de Residentes y Jóvenes Científicos de la Sociedad Española de Medicina de Laboratorio (SEQCML), han resaltado que el abordaje multidisciplinar de la embarazada supone importantes beneficios en su atención.

Con la colaboración de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), la Comisión de Diagnóstico Prenatal y la Comisión de Magnitudes Biológicas relacionadas con la Urgencia Médica de la SEQCML, esta jornada tiene el objetivo de visibilizar la importancia del embarazo como entidad clínica protagonista dados los numerosos cambios metabólicos que tienen lugar y las posibles patologías asociadas.

Aproximadamente el 12 por ciento de las embarazadas en España presentan diabetes mellitus gestacional, una prevalencia que ha aumentado en los últimos años como consecuencia de diversos factores, entre los que destacan la mayor tasa de obesidad en la población y la edad más avanzada de las gestantes.

La diabetes mellitus gestacional se asocia a diversas complicaciones como mayor riesgo de preeclampsia, polihidramnios (acumulación excesiva de líquido amniótico), macrosomía, mayor mortalidad perinatal, miocardiopatía hipertrófica fetal, problemas respiratorios neonatales o complicaciones metabólicas en el neonato como puede ser la presencia de hipoglucemia, hiperbilirrubinemia, hipocalcemia o policitemia.

Además, si la gestante presenta hiperglucemias mantenidas durante la organogénesis aumentan los riesgos de tener un aborto espontáneo y anomalías congénitas. El tratamiento de las pacientes que padezcan una diabetes mellitus gestacional puede reducir el riesgo de presentación de estas complicaciones.

La diabetes gestacional es solo una de las patologías o condiciones que pueden afectar a las mujeres embarazadas. De hecho, según la doctora Blanca Montero San Martín, miembro del Grupo de Residentes y Jóvenes Científicos de la Sociedad Española de Medicina de Laboratorio y del Laboratori Clínic ICS del Hospital Universitari Arnau de Vilanova, Lérida, "al igual que se observa un aumento de diabetes mellitus gestacional debido al aumento de la edad materna, también se ha observado una mayor prevalencia de Síndrome de Down, 1 caso cada 450 nacidos vivos".

"Asimismo, otras aneuploidías con elevada prevalencia son la trisomía del cromosoma 13 (Síndrome de Patau) y la trisomía del cromosoma 18 (Síndrome de Edwards) con prevalencias en torno a 2,25 casos por 10.000 y 6,86 cada 10.000, respectivamente", ha resaltado.

El abordaje multidisciplinar y la coordinación entre los diferentes profesionales en la atención a la mujer embarazada son especialmente importantes. "Están ampliamente demostrados los beneficios del abordaje multidisciplinar en cualquier patología. El contacto entre los diferentes profesionales clínicos favorece el intercambio de puntos de vista, dando lugar a la creación de nuevos algoritmos de trabajo que se traducen en una mejora en el diagnóstico de las pacientes, lo que supone una disminución en el tiempo, y una mejoría en la gestión de la demanda y en el trato percibido", ha subrayado la doctora Montero.

En este contexto, la experta apunta que el profesional de laboratorio debe ser miembro del equipo multidisciplinar de atención a la embarazada, aportando conocimiento sobre las pruebas realizadas, que contribuyan al diagnóstico y seguimiento de las posibles patologías.

En el mismo sentido, el doctor Alex Larruzea, del Servicio de Análisis Clínicos de la Fundación Sanitaria de Mollet, considera que "para llegar a un correcto diagnóstico de cada una de las patologías o situaciones especiales de la mujer embarazada, el profesional del laboratorio ha de asesorar al equipo clínico en cada una de estas situaciones, aconsejando tanto en la toma de las muestras biológicas, como en los diferentes protocolos de actuación y los diferentes posibles resultados de las pruebas".

"Está claro que el profesional del laboratorio interviene en una gran variedad de aspectos durante todo el proceso del embarazo de la mujer: ayuda en el control del tiroides y la diabetes gestacional; colabora en las pruebas genéticas para detectar las aneuploidías más frecuentes; controla todo el aspecto microbiológico; y participa en el correcto procesamiento e información de las pruebas que pueden realizarse en el momento del parto. Además, es muy importante la función de consultoría y asesoría del profesional del laboratorio al equipo clínico del hospital a la hora de solicitar las pruebas correspondientes, interpretar los resultados y establecer los protocolos de actuación", ha reivindicado.