Unos 5.000 tratamientos de fertilidad al año corresponden a parejas de mujeres

Publicado 26/06/2019 14:53:29CET
óvulo fecundado
óvulo fecundadoFUNDACIÓ PUIGVERT/CEDIDA - Archivo

MADRID, 26 8EUROPA PRESS)

Las parejas de lesbianas suponen unos 5.000 tratamientos de fertilidad al año, según calculan en el Centro Internacional de Fertilidad ProcreaTec, en base a estadísticas oficiales, con motivo de la celebración del Día del Orgullo LGTB este 28 de junio.

"En los últimos años hemos visto una tendencia creciente. Cada vez más parejas formadas por dos mujeres acuden a nuestra clínica para ser madres. En 2013 comenzamos a realizar el Método ROPA (recepción de óvulos de la pareja) y eso ha supuesto un incremento de nuestras pacientes lesbianas", comenta la doctora Alexandra Izquierdo, directora médico de ProcreaTec.

Según datos del estudio Familias homoparentales en España: integración social, necesidades y derechos de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), el 73% de las familias homoparentales (formadas por personas del mismo sexo) recurre a alguna técnica de reproducción asistida para tener descendencia.

"Hace unos años las parejas de lesbianas solían someterse a una inseminación artificial o fecundación 'in vitro' con semen de donante, siempre que la calidad ovocitaria lo permitiera. Sin embargo, desde hace unos años, la técnica ROPA ha permitido que ambas mujeres participen en el proceso reproductivo", señala.

Precisamente, casi un 10 por ciento de las parejas de lesbianas optaron por el método ROPA, indica el informe de la UAM. El método ROPA (recepción de óvulos de la pareja) o doble maternidad consiste en la aplicación de las técnicas de Fecundación 'in vitro' (FIV) para transferir a una mujer embriones generados con los ovocitos de su pareja.

Constituye pues una recepción de ovocitos de la pareja y da lugar a hijos con dos madres biológicas. "Está indicado en los casos en los que ambas mujeres quieran participar del proceso de reproducción asistida y una de ellas tenga mejor calidad ovocitaria mientras que la otra tenga mejores condiciones para llevar a término un embarazo. Ambas serán progenitoras del futuro bebé, una de ellas aportando el material genético y la otra la gestación", indica Izquierdo.

Contador