Publicado 09/06/2022 10:46

El 50% de las mujeres desarrolla hipertensión arterial en la menopausia

Archivo - Mature woman with water bottle in summer
Archivo - Mature woman with water bottle in summer - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / ABSOLUTIMAGES - Archivo

MADRID, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Cardiología (SEC) ha recordado, con motivo de la reunión anual de la Asociación de Cardiología Clínica de la SEC, que se celebra en Santiago de Compostela hasta el sábado, que hasta el 50 por ciento de las mujeres desarrolla hipertensión arterial en la menopausia.

Entre las sesiones más destacadas del congreso, destaca una dedicada a la enfermedad cardiovascular en la mujer. En ella se repasarán las diferencias fisiológicas del corazón femenino, su respuesta al ejercicio y al embarazo, o cómo las hormonas sexuales de la mujer determinan que los factores de riesgo clásicos les afecten a ellas de forma diferente que a los hombres. También se abordarán las características diferenciales del síndrome coronario agudo en la mujer y su rehabilitación cardiaca.

El corazón de un hombre pesa entre 300 y 350 gramos, mientras que el de la mujer solo entre 250 y 300. Las válvulas son más finas y las arterias coronarias más estrechas. La repuesta al ejercicio es también diferente.

"El gasto cardiaco de la mujer antes del ejercicio; es decir, el volumen de sangre que emite el corazón cada minuto es más bajo que el del hombre. En concreto, de 4,5 litros por minuto frente a los 5 litros por minuto de ellos. Esto que, en principio, podría parecer un signo de menor capacidad cardiaca, cambia radicalmente durante el embarazo debido a los cambios hormonales", ha explicadpo el presidente de la Asociación de Cardiología Clínica de la SEC, José María Gámez Martínez.

El cardiólogo ha detallado que, durante la gestación, el gasto cardiaco del corazón de la mujer pasa a ser de 7 litros por minuto, lo que indica "una gran capacidad de adaptación y de fortaleza del sistema cardiovascular de la mujer".

Por otro lado, las hormonas sexuales femeninas también tienen un papel clave en el riesgo cardiovascular. A partir de los 50, con el inicio de la menopausia, la estrona (principal hormona producida durante esta etapa) provoca una serie de cambios en el cuerpo de la mujer, entre ellos un aumento de peso, una mayor resistencia a la insulina, más síndrome metabólico y aumento de la presión arterial.

Sin embargo, aunque hormonas sexuales femeninas como el estradiol protegen a la mujer de enfermedades cardiovasculares durante su edad fértil, el especialista en cardiología alerta de la presencia de otros factores que sí pueden aumentar el riesgo antes de la menopausia.

"Las mujeres que durante su edad fértil han tenido problemas en el embarazo, como puede ser hipertensión o diabetes gestacional, parto pretérmino, abortos de repetición o bajo peso del bebé al nacer, así como aquellas con enfermedades inflamatorias (lupus o artritis reumatoide) o cáncer de mama, van aumentando progresivamente su riesgo cardiovascular", ha expuesto el doctor Gámez.

Por ello, el experto ha defendido la necesidad de "analizar el riesgo cardiovascular de la mujer de manera global", teniendo en cuenta no solo los factores de riesgo clásicos (colesterol, diabetes, hipertensión, tabaquismo, sedentarismo, mala alimentación o sobrepeso) como ocurre en el hombre, sino también todos estos otros factores que modifican el riesgo de la mujer".

Contador