Publicado 05/10/2020 12:31CET

Zapatero llama a la "tregua" en el debate político para sumar esfuerzos contra la pandemia

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero
El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero - Jesús Hellín - Europa Press - Archivo

Recuerda que se vive "un trance" que exige, "al menos, sino más consensos, menos exageraciones"

BILBAO, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha realizado este lunes un llamamiento a la "tregua" en el debate político, a sumar esfuerzos y a no pedir ahora responsabilidades a ningún Gobierno, sea el central o los autonómicos, en estos momentos en los que, a su juicio, lo crucial es hacer frente a la pandemia de la covid-19. Además, ha destacado que se vive "un trance" que exige, "al menos, sino más consensos, menos exageraciones".

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Rodríguez ha admitido que polémicas como la surgida entre el Gobierno central y el de la Comunidad de Madrid "producen una cierta inquietud". "Todos tenemos que ser conscientes que esta pandemia no da tregua, como hemos comprobado con esta segunda oleada y, por tanto, deberíamos promover una cierta tregua en el debate político", ha apuntado.

En este sentido, ha afirmado que le preocupa que las fuerzas políticas que, "en su día, con el estado de alarma, llegaron a poner el grito en el cielo, a exigir que terminara e incluso a criticar que este pudiera ser un régimen con tintes autoritarios, ahora se den cuenta que el mejor camino que hubo y la forma en la que se controló la pandemia, fue precisamente con el estado de alarma".

A su juicio, eso debería suponer una lección, y se debería aprender de lo que fue el confinamiento, de lo que ha sido el desconfinamiento y de los "evidentes defectos que en estos momentos se están produciendo en algunas comunidades autónomas".

Asimismo, ha recordado que llegó un momento en el que el Ejecutivo de Pedro Sánchez no contaba con la mayoría parlamentaria, "por la actitud de todo el centro-derecha y de algunos partidos independentistas, para hacer una última o una nueva prórroga del estado de alarma, y haber hecho un proceso de desconfinamiento, seguramente, más lento y prudente".

José Luis Rodríguez Zapatero también ha destacado que, cuando a finales de mayo y primeros de junio parecía que la pandemia ya se controlaba y el confinamiento había funcionado, la mayoría de las comunidades autónomas "querían pasar a la siguiente fase y la reclamaban ya".

EL IMPACTO DE LA SEGUNDA OLA

"Es verdad que estaba la presión económica, y el hartazgo y cansancio de la sociedad por un confinamiento muy duro. Es un momento fundamental para entender que esta segunda ola nos haya dado con tanto impacto y que debería ser un elemento de reflexión", ha dicho.

En esta línea, ha explicado que el Gobierno "fue presionado, en su momento, para que terminara el estado de alarma", y se ha comprobado que el paso de fases "fue muy rápido" en algunas autonomías, y se habría precisado "un poco más de tiempo para preparar un poco mejor todo el sistema de rastreo, de test lo más rápidos posible".

Rodríguez Zapatero espera que empiece a ceder "la nueva ola" de covid, pero ha advertido de que la capacidad de contagio de la pandemia es grande y, cuando se reduce, tiene capacidad de "volver". "La economía es muy difícil tenerla cerrada, también la sociedad y estamos viviendo un trance que exigía, al menos, sino más consensos, menos exageraciones y, desde luego, creo que depositar más confianza en los instrumentos que el Gobierno y el Estado tienen", ha indicado.

COMUNIDAD DE MADRID

A su juicio, este es "un tema más de impacto general que de comunidad autónoma". "El Gobierno de España ha estado dialogando y cargándose de paciencia, especialmente con la Comunidad de Madrid, que es donde se han planteado los problemas", ha subrayado.

Aún así, según ha recordado, ha llegado un momento en el que "ha tenido que tomar medidas determinantes y que, seguramente, van a ser fundamentales para reducir nuevamente la curva en Madrid, que había alcanzado niveles muy preocupantes".

"Seguramente, hay factores propios más allá de la gestión política porque me parece que no es conveniente y adecuado, mientras la pandemia esté tan activa y tengamos tan poca seguridad sobre el futuro inmediato, que se exija una responsabilidad política a uno u otro Gobierno porque solo hace distraer fuerzas, generar desconfianza y no dar resultados", ha dicho.

Por ello, cree que "lo haga peor o mejor un Gobierno autonómico o el Gobierno de España, lo que compete en este momento es sumar el máximo número de esfuerzos y buscar aquellas medidas que otras experiencias contrastan que han funcionado".

Contador