Actualizado 15/01/2021 11:43 CET

Un diagnóstico precoz del cáncer de colon ayudaría a prevenirlo hasta en un 90%

Hospital Virgen del Consuelo
Hospital Virgen del Consuelo - VITHAS

VALÈNCIA, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

El hospital Vithas Valencia Consuelo ha destacado que un diagnóstico precoz del cáncer de colon ayudaría a prevenirlo hasta en un 90 por ciento y ha detallado que la mayoría de casos de esta enfermedad se presentan en personas mayores de 50 años o con antecedentes familiares en este tipo de cáncer. A esto ha añadido que en nueve de cada diez casos, esta patología aparece de forma esporádica a partir de los 50 años.

Igualmente, el centro sanitario ha expuesto, en un comunicado, que quienes padecen colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn tienen una probabilidad algo mayor de desarrollar este cáncer. Asimismo, ha agregado que el diagnóstico de esta patología se basa en la colonoscopia con tomas de biopsias y que la sangre oculta en heces sirve para realizar un cribado en población sana mayor de 50 años y sin ningún factor de riesgo.

Vithas Valencia Consuelo ha explicado que según la Sociedad Española de Oncología Médica, el cáncer de colon es el de mayor incidencia en España y ha detallado que se calcula que afectará a uno de cada 20 hombres y a una de cada 30 mujeres antes de cumplir los 74 años. Asimismo, ha insistido en señalar que si estos tumores se diagnostican en etapas más tempranas de la enfermedad serán más fácilmente curables con cirugía.

El doctor José María Huguet, especialista de digestivo de Vithas Valencia Consuelo, ha indicado que "el 96% de los cánceres de colon son adenocarcinomas que se originan en las mucosas del colon y recto también" y ha subrayado que "el 90% son cánceres esporádicos no asociados a síndrome hereditario ligado a cáncer", mientras que "el 10% sí que está ligado a cuestiones hereditarias".

Huguet ha explicado que además de los factores de riesgo reconocidos para padecer cáncer de colon como la edad --ha reiterado que la mayoría de los casos de cáncer colorrectal se presentan en personas mayores de 50 años o con antecedentes familiares de cáncer colorrectal-- entre ellos está también "padecer una enfermedad inflamatoria intestinal o el antecedente de pólipos de colon".

"Se ha relacionado también a la inactividad física, la obesidad, el mayor consumo de carnes rojas y carnes procesadas, alcohol o el tabaquismo pero con menor evidencia científica", ha añadido el especialista.

Respecto a la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn, el doctor ha aseverado que "la enfermedad inflamatoria intestinal es una afección en la que el colon se encuentra inflamado durante un tiempo muy prolongado" y ha apuntado que "las personas que han padecido esta enfermedad durante años, especialmente si no ha sido tratada, pueden llegar a tener displasia, que son células del revestimiento del colon que pueden transformarse en cáncer con el paso del tiempo".

José María Huguet ha destacado así "la importancia de tener controlada la inflamación en estos pacientes, realizarles adecuados seguimientos endoscópicos" para de este modo "poder prevenir la evolución a situaciones más graves".

Sobre el diagnóstico el digestivo ha reiterado que el cribado de población sana se realiza mediante la prueba de sangre oculta en heces en personas mayores de 50 años y que el diagnóstico de un cáncer de colon se basa principalmente en la colonoscopia con toma de biopsias.

COLONOSCOPIA

Huguet ha asegurado que "lo ideal sería pautar la colonoscopia si el paciente ha comenzado a tener alteraciones en su aparato digestivo como diarreas habituales, estreñimiento o sensación de que los intestinos no se vacían totalmente, aparición de sangre muy oscura o roja intensa en las heces, cambios en la consistencia de las heces, molestias en el abdomen, incluidos dolores frecuentes por gases, hinchazón, sensación de saciedad y cólicos, pérdida de peso sin razón aparente o presencia de anemia por falta de hierro".

La colonoscopia es la única prueba que permite toma de muestras o extirpación de pólipos, ha agregado el hospital, que ha indicado que la población sana general debería comenzar con las pruebas de detección a los 50 años basadas en la sangre oculta en heces.

Los controles para la detección de cáncer colorrectal deben comenzar más temprano y además deben hacerse con más frecuencia si se presenta riesgo elevado de cáncer colorrectal --antecedentes personales de cáncer colorrectal o pólipos adenomatosos; antecedentes familiares importantes de cáncer colorrectal o pólipos, antecedentes personales de enfermedad inflamatoria intestinal, o antecedentes familiares de cualquier síndrome de cáncer colorrectal hereditario".

Por lo que respecta a la periodicidad de la prueba, el doctor ha explicado que dependerá del riesgo individual de cada paciente. "No es lo mismo la vigilancia que vamos a realizar en un paciente con antecedente de pólipos adenomatosos de colon y que tiene dos familiares jóvenes de primer grado con cáncer de colon, que a un paciente de 51 años sin ningún antecedente personal o familiar de interés", ha precisado.

CIRUGÍA

En cuanto al tratamiento, Vithas Valencia Consuelo ha comentado en gran medida se basa en el estadio en el que se encuentre el cáncer, aunque otros factores también pueden ser importantes. "En términos generales, la cirugía es usualmente el primer tratamiento o el tratamiento principal para las personas con cánceres de colon que no se han propagado a partes distantes", ha expuesto el especialista.

Huguet ha apuntado que puede también administre quimioterapia tras la cirugía (referida como un tratamiento adyuvante) y ha dicho que "en la mayoría de los casos, la terapia adyuvante se administra en los siguientes meses".