Publicado 18/11/2021 13:54CET

Vithas destaca el uso de la cirugía robótica en el tratamiento del cáncer de próstata

Archivo - Vithas impulsa la cirugía robótica, un tratamiento eficaz y mínimamente invasivo para el cáncer de próstata .
Archivo - Vithas impulsa la cirugía robótica, un tratamiento eficaz y mínimamente invasivo para el cáncer de próstata . - RAQUEL PEREZ ADRADOS/ VITHAS - Archivo

MADRID, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Vithas cuenta con cuatro robots quirúrgicos en los hospitales Vithas Madrid Arturo Soria, Vithas Sevilla, Vithas Vigo y Vithas Xanit Internacional, una tecnología que se ha convertido en una necesidad en los quirófanos españoles ya que ofrece una alternativa mínimamente invasiva, eficaz y de alta precisión que permite tratamientos individualizados, sobre todo, para el cáncer de próstata.

La incorporación de esta tecnología de vanguardia en los hospitales Vithas supone una importante apuesta por un tratamiento quirúrgico de vanguardia y por garantizar la calidad asistencial multiplicando el éxito de la intervención y reduciendo los riesgos y complicaciones.

"La cirugía prostática es la cirugía robótica que con más frecuencia se realiza", asegura el doctor Juan Arocena, jefe del servicio de Urología de Vithas Xanit y responsable del robot quirúrgico Da Vinci que también explica que "la prostatectomía radical por carcinoma y la prostatectomía simple por adenoma benigno son dos indicaciones claras para el uso del robot Da Vinci". "Dada la alta prevalencia de estas patologías hay una vasta experiencia en estas cirugías: ofrecen claras ventajas sobre la cirugía tradicional", apunta.

En este sentido, el doctor Pedro Sánchez de la Muela, jefe de la Unidad de Urología y responsable de la Unidad de Cirugía Robótica del Hospital Vithas Madrid Arturo Soria, destaca que el robot Da Vinci permite al cirujano una visión completa en tres dimensiones de alta resolución, con un aumento de la imagen de 10 a 15 veces, lo que proporciona una mayor percepción de profundidad y un campo de visión más claro. Además, el sistema de brazos quirúrgicos, de apenas un centímetro de diámetro, permite al cirujano realizar movimientos complejos de alta precisión en espacios muy reducidos.

Según Sánchez de la Muela, la precisión del robot permite que "el tejido maligno se pueda eliminar de una forma rápida, eficaz y mínimamente invasiva, sin complicaciones, lo que conlleva unos resultados oncológicos excelentes y una recuperación funcional magnífica y casi inmediata". "Estos excelentes resultados se ven especialmente bien reflejados en el tratamiento quirúrgico del cáncer de próstata y el cáncer renal", sostiene.

El responsable de la Unidad de Urología del Hospital Vithas Madrid Arturo Soria expone que otro de los beneficios de la cirugía robótica para el cáncer de próstata es que permite plantear un tratamiento individualizado, que redunda entre otras cosas en una recuperación más rápida con menos tiempo de hospitalización.

Otro de los factores que resulta importante a la hora de garantizar un buen resultado de la cirugía es la experiencia del médico. El doctor Manuel Ruibal, director del Instituto de Cirugía Robótica del Hospital Vithas Vigo y del grupo Suturo del Hospital Vithas Sevilla, reconoce que la palabra "robótica" "a menudo confunde a la gente" y pone de manifiesto "la experiencia del cirujano es clave para obtener los mejores resultados de la cirugía robótica".

El doctor Manuel Ruibal, que desde 2015 realiza cirugías robóticas y es formador de otros profesionales, cuenta con más de 700 cirugías robóticas en estos equipos, lo que le convierten en un experto de dilatada experiencia en este campo. Por ello, asegura que el robot "traduce los movimientos de la mano de su cirujano en la consola en tiempo real, doblando y rotando los instrumentos mientras realiza el procedimiento", y los instrumentos de muñeca "se mueven como una mano humana, pero con mayor amplitud de movimiento".
Resultados óptimos

En esta misma línea, desde el Hospital Vithas Sevilla, el urólogo del Grupo Suturo, Antonio Medina González, explica que la experiencia del cirujano "nos permite tener unos resultados óptimos disminuyendo de forma importante los posibles efectos secundarios de la cirugía como la incontinencia y la potencia sexual en pacientes con cáncer de próstata".

Además del uso de la cirugía robótica para cáncer de próstata, el Da Vinci se utiliza también en la urología, y en otras especialidades como cirugía general, ginecológica, en cirugía de cuello, y en otorrinolaringología.

Contador

Para leer más