Publicado 15/12/2020 14:39CET

La vitamina D es "clave" para protegerse frente a la COVID-19, según una experta

ÁVILA, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

La profesora en el Grado en Nutrición Humana y Dietética en la Universidad Católica de Ávila Carolina García ha destacado que la vitamina D es "clave" para protegerse frente al COVID-19 a lo que ha añadido la importancia de este nutriente en la salud ósea ya que favorece la absorción del calcio.

Según asegura la profesora, la vitamina D también es "imprescindible" para un buen estado del sistema inmune y cardiovascular, ya que, entre otras características, es fundamental para la transmisión de los impulsos nerviosos".

A través de un comunicado recogido por Europa Press la profesora explica que lo más relevante en la actual situación sanitaria es que actúa como protector del sistema inmunitario ante una infección vírica o bacteriana ya que la vitamina cumple una "gran cantidad" de "funciones fisiológicas importantes" por lo que recuerda la necesidad de que se encuentre dentro de sus valores óptimos".

Este foco de atención no carece de justificación, según García, ya que, además de ser importante en muchas funciones, se ha constatado la existencia de valores séricos de vitamina D por debajo de lo deseable en la población española, tanto sana cómo enferma.

"Esto podría ser debido a cambios en los hábitos en el estilo de vida del ser humano en los últimos años y la escasez de alimentos que la contienen (o ésta se encuentra en ellos en cantidades bajas). De ahí que en los últimos meses se ha discutido el posible papel que pueda tener la hipovitaminosis D o su suplementación en el contexto de la infección por SARS-Cov-2", ha señalado.

Según explica la profesora del Grado en Nutrición Humana y Dietética, la vitamina D es realmente una prohormona y está representada por dos compuestos liposolubles (vitamina D3 o colecalciferol y la vitamina D2 o ergocalciferol", de las que la D2 proviene de alimentos, esencialmente vegetales, como las setas.

La D3 se forma en la piel de animales y el ser humano a partir de la absorción de la radiación ultravioleta por el 7-dehidrocolesterol, que está presente en productos de origen animal como los huevos, el salmón, el atún, pero también es la que se sintetiza con la radiación solar.

Ambos compuestos de vitamina D son inactivos biológicamente, por lo que al ser absorbidos sufren una serie de transformaciones para producir varios metabolitos, que son los activos y responsables de las múltiples funciones de la vitamina D en el organismo, ha añadido la experta.