Válvulas transcateter, una solución segura y duradera para pacientes con lesiones en la válvula aórtica

Publicado 22/08/2019 12:47:53CET
Válvulas transcateter, una solución segura y duradera para pacientes con lesiones en la válvula aórtica
Válvulas transcateter, una solución segura y duradera para pacientes con lesiones en la válvula aórticaVITHAS HOSPITALES - Archivo

MADRID, 22 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las válvulas transcateter evitan la cirugía abierta, provocando menores incisiones y complicaciones, así como mayor seguridad, éxito y duración de la prótesis, ha destacado el doctor Alberto Berenguer, cardiólogo del Hospital Vithas 9 de Octubre (Valencia), quien ha añadido que suponen una alternativa para pacientes con lesiones en la válvula aórtica que han sido desestimados para la cirugía convencional.

Entre los beneficios que presenta esta técnica se encuentra el reducido tamaño de la prótesis, lo que ha permitido reducir el impacto de la operación y el número de incisiones, aumentando la esperanza de vida en este tipo de pacientes.

Sin embargo, se trata de un procedimiento que no todos los pacientes pueden recibir, por lo que los cardiólogos deben realizar un estudio de casa caso para realizar un correcto procedimiento del implante. En este sentido, el experto ha puesto de relieve que estos especialistas deben contar con la colaboración de especialistas en imagen cardiaca, cirujanos cardiovasculares o anestesistas para garantizar la máxima calidad.

Hasta la aparición de esta técnica la principal solución que se les ofrecía a los pacientes se basaba en una intervención de cirugía abierta. El problema es que este procedimiento no podía aplicarse a pacientes de edad avanzada o con otras enfermedades por su mal estado de salud. No obstante, su aparición ha permitido reducir considerablemente los riesgos de la intervención y los plazos de recuperación, ha explicado el experto.

La estenosis aórtica es una patología de la válvula que conecta el ventrículo izquierdo con la aorta. Cuando este sufre un proceso degenerativo pierde movilidad y se estrecha. Esto provoca que el corazón necesite más fuerza para bombear, lo que termina produciendo sobrecarga. Entre sus principales síntomas se encuentran la insuficiencia cardiaca, la angina de pecho y la pérdida de conciencia.

Respecto a su supervivencia, el doctor Berenguer ha concluido que cuando aparecen los primeros síntomas, si no se soluciona el problema, "las posibilidades de supervivencia son aproximadamente del 50 por ciento en el primer año".