La vacuna neonatal contra la hepatitis B reduce el riesgo de cáncer de hígado

Actualizado 02/01/2015 14:21:10 CET
Bebé, vacuna
Foto: ? ?/FLICKR

MADRID, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La vacunación neonatal contra el virus de la hepatitis B (VHB) reduce el riesgo de cáncer de hígado y otras enfermedades hepáticas en adultos jóvenes en China, según concluye un estudio publicado esta semana por Chunfeng Qu, Taoyang Chen, Yawei Zhang y sus colegas del Instituto del Cáncer y el Hospital de la Academia China de Ciencias Médicas, el Instituto Qidong del Cáncer de Hígado, en China, y la Escuela de Salud Pública y la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale, en Estados Unidos, en 'PLOS Medicine'.

   Los investigadores informan de que los resultados a largo plazo del 'Qidong Hepatitis B intervention Study' (QHBIS), un ensayo controlado aleatorio de vacunación contra el VHB neonatal que se llevó a cabo entre 1983 y 1990 en el condado de Qidong, una zona rural de China, con una alta incidencia de VHB relacionado con cáncer primario de hígado (PLC, por sus siglas en inglés) y otras enfermedades del hígado.

   En este análisis, 41 municipios rurales (con un total de 77.658 recién nacidos durante el periodo de estudio) fueron asignados al azar a la intervención (vacunación del VHB para todos los recién nacidos) o grupos de control (sin vacunación), con dos tercios de los participantes del grupo control a los que se les administró una vacuna de puesta al día a la edad de entre 10 y 14 años.

   Mediante la recopilación de datos sobre nuevos casos de enfermedades hepáticas en mayores de 30 años a partir de un registro de tumores de base poblacional, los investigadores calcularon que la eficacia protectora de la vacuna fue del 84 por ciento para el cáncer primario de hígado (la vacunación redujo la incidencia de cáncer de hígado en un 84 por ciento), 70 por ciento de muerte por enfermedades del hígado y 69 por ciento de la incidencia de hepatitis fulminante infantil.

   Con base en datos de encuestas recogidas entre 1996-2000 y 2008-2012 sobre la seroprevalencia de HBsAg, un indicador de la infección por virus de la hepatitis B actual (VHB), concluyen que la eficacia de la vacunación de puesta al día en la seroprevalencia HBsAg en la edad adulta temprana fue débil en comparación con la vacunación neonatal (21 por ciento versus 72 por ciento).

   Aunque estos hallazgos apoyan la importancia de la vacunación contra el VHB neonatal, el pequeño número de casos de cáncer primario de hígado y otras enfermedades hepáticas observadas durante los 30 años de seguimiento, la duración del seguimiento y la disponibilidad de los datos incompletos sobre la seroprevalencia limitan la exactitud de estos hallazgos.

   Los autores dicen: "La vacunación neonatal contra el VHB disminuyó significativamente la seroprevalencia de HBsAg en la infancia durante la edad adulta y, posteriormente, redujo el riesgo de PLC y otras enfermedades del hígado en adultos jóvenes". Y continúan: "Nuestros resultados también sugieren que se debe considerar un refuerzo durante la adolescencia en personas que nacieron de madres HBsAg-positivas y completaron la serie de vacunación neonatal contra el VHB".