La utilidad y los beneficios de la resonancia magnética en pacientes con infarto agudo de miocardio

Resonancia magnética
PIXABAY - Archivo
Publicado 16/10/2018 18:10:25CET

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

La resonancia magnética tiene una "gran utilidad" en pacientes con infarto agudo de miocardio, y arrojar múltiples beneficios, según ha indicado el jefe de servicio de resonancia magnética y tomografía computerizada del Hospital Nuestra Señora del Rosario (Madrid), el doctor Eliseo Vañó, con motivo de la celebración del VIII curso de imagen del corazón, organizado por la Sociedad Española de Biología Médica (SERAM) para este miércoles.

Los beneficios que pueden contabilizarse son la exclusión de "diagnósticos alternativos, dar información acerca del edema en el músculo cardíaco, objetivar la penunmbra isquémica y ofrecer datos de necrosis transmural, que cambian radicalmente el manejo de los pacientes, ya que contraindicaría la revascularización, y hemorragia y obstrucción microvascular, este último de vital importancia pronóstica", según ha desvelado el doctor Vañó.

El experto ha subrayado las posibilidades que ofrece esta tecnología para "tener imágenes cardiacas en cualquier plano, con información anatómica, funcional o en movimiento, de flujo, de perfusión y de caracterización tisular", campos en los que hay muchas líneas de investigación abiertas. Todos los datos proporcionados por la resonancia magnética pueden ayudar a los profesionales médicos "a tomar mejores decisiones en la reperfusión de los pacientes", ha resumido Vañó.

En lo referente a la caracterización tisular, "en la que se invierte bastante esfuerzo por ser casi única en la resonancia magnética" las técnicas de los mapas paramétricos, ya disponibles en muchos centros hospitalarios en los que permiten obtener información "extremadamente útil", ha puntualizado el experto.

Un ejemplo de estas técnicas es el T1-mapping, que "ofrece en unos pocos segundos un valor que estima la fibrosis intersticial difusa del miocardio, lo cual estratifica dos pacientes aparentemente idénticos hasta ahora: el que tenga mayor fibrosis tendrá peor pronóstico".

El doctor Vañó ha considerado esta información como"de vital importancia" tanto para el paciente como para el profesional médico "ya que seguimiento y el tratamiento serán más intensivos".

EL PRINCIPAL PROBLEMA

No obstante, el "principal problema" de la resonancia magnética en este contexto es "su escasa disponibilidad, el tiempo que conlleva realizarla y los costes económicos", ha matizado el doctor Vañó. Sin embargo, añade el radiólogo, sí hay un campo donde la resonancia se usa de forma "rutinaria" y ha demostrado de forma palpable su "eficacia": el de la detección de complicaciones como trombos intraventriculares, aneurismas, pseudoaneurismas o pericarditis.

El curso, que se extenderá hasta el viernes y prevé la asistencia de 120 radiólogos, también contará con el testimonio directo de radiólogos que han podido experimentar ya con algunos de los avances tecnológicos que existen en el campo de la radiología médica, como las ya mencionadas técnicas de mapeo con resonancia magnética, que acercan a la caracterización del tejido miocárdico y tienen "una importantísima repercusión en el pronóstico de los pacientes", ha matizado Vañó.

Entre estas novedades, el experto también ha destacado, en el ámbito de la tomografía computarizada, los TC coronarios con cobertura completa del corazón en un latido. Permiten obtener imágenes de excelente calidad en pacientes que hasta ahora eran un reto, como por ejemplo aquellos en los que el corazón late rápida o arrítmicamente.

También ha incidido en la reserva de flujo fraccional con TC, que ofrece la posibilidad de calcular la repercusión hemodinámica de una estenosis coronaria y, por tanto, decidir si se debe tratar o no.

El doctor Vañó también ha dedicado un espacio para hablar de la inteligencia artificial, que ayuda a los profesionales de la radiología a procesar e interpretar toda la cantidad de información que ofrecen los avances en radiología médica.

En los próximos años se comenzará "a sacar mucho más provecho de secuencias ya adquiridas y que probablemente están infrautilizadas", ha pronosticado. A ello se une la cada vez mayor implantación del 'big data', que permitirá "sacar interesantes conclusiones" de toda esta nueva información obtenida, ha concluido.

Contador