Usan nanopartículas magnéticas en el tratamiento de tumores espinales difíciles

Laboratorio recuerso
PIXABAY - Archivo
Publicado 31/07/2018 14:42:49CET

   MADRID, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores de la Universidad de Illinois en Chicago han demostrado, en un modelo animal, que las nanopartículas magnéticas se pueden utilizar para transportar fármacos de quimioterapia a la médula espinal para tratar tumores espinales difíciles de alcanzar.

   Según han informado se trata de un novedoso sistema de administración que puede representar una forma de dirigir los medicamentos de quimioterapia a las células del cáncer de la columna vertebral, que son difíciles de alcanzar porque los fármacos deben atravesar la barrera hematoencefálica.

   Los tumores de la médula espinal son difíciles de tratar porque son difíciles de extirpar quirúrgicamente debido a su proximidad con el tejido espinal sano y porque los medicamentos de quimioterapia deben atravesar la barrera hematoencefálica para alcanzarlos. Los tumores intramedulares de la médula espinal representan del 8 al 10 por ciento de todos los tumores de la médula espinal y son comunes en niños y adolescentes. La supervivencia promedio para los pacientes con estos tumores es de 15,5 meses.

   La doxorrubicina, una quimioterapia de uso común para tratar tumores espinales, se administra por vía intravenosa y afecta a todo el cuerpo con poca penetración en la columna vertebral. La radioterapia también es problemática para estos tumores porque la radiación a menudo daña el tejido espinal cercano sano y puede tener efectos devastadores, incluida la paraplejía.

   "Llevar los medicamentos de quimioterapia a los tumores espinales siempre ha sido un problema. Pero podemos guiar con precisión la quimioterapia a las células cancerosas en la médula espinal utilizando nanopartículas magnéticas", ha señalado Ankit Mehta, profesor asistente de neurocirugía y director de oncología espinal en el Colegio de Medicina de la UIC y autor correspondiente del artículo.

   Los investigadores, cuyos resultados se publican en la revista 'Scientific Reports', utilizaron un modelo de rata único con tumores de la médula espinal intramedular humanos implantados para mostrar que las nanopartículas magnéticas podrían usarse con éxito para destruir las células tumorales.

NANOPARTÍCULAS FORMADAS POR PEQUEÑOS IMANES

   Primero, crearon nanopartículas formadas por pequeños imanes metálicos unidos a partículas de doxorrubicina. Luego, implantaron un imán justo debajo de la piel que cubre las vértebras espinales en los modelos de rata. Luego inyectaron las nanopartículas magnéticas en el espacio alrededor de la médula espinal donde se encontraba el tumor.

   El imán implantado en las proximidades del tumor guió las nanopartículas a los sitios del tumor. Los investigadores pudieron demostrar que las células tumorales tomaron las nanopartículas y se sometieron a apoptosis, en otras palabras, se destruyeron de manera efectiva. El impacto de las nanopartículas en las células sanas cercanas fue muy mínimo.

   "Este estudio de prueba de concepto muestra que las nanopartículas magnéticas son una forma efectiva de administrar la quimioterapia a un área del cuerpo que ha sido difícil de alcanzar con los tratamientos disponibles. Continuaremos investigando el potencial de esta terapia y esperamos ingresar a ensayos en humanos si continúa siendo prometedor", ha concluido el investigador.