Actualizado 09/04/2013 17:56:02 +00:00 CET

La Unión Europea financia un proyecto para conseguir que en todos los países haya personal sanitario

Asistencia Sanitaria A Inmigrantes
MEDICOS DEL MUNDO

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea ha financiado el proyecto 'Personal sanitario para todos y todo para el personal sanitario', de tres años de duración, con el objetivo de contribuir a que todos los países cuenten con profesionales médicos capaces de atender a las necesidades sanitarias de los ciudadanos.

Principalmente, la iniciativa pone énfasis en el fomento de la aplicación del Código de prácticas mundial de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre contratación internacional de personal sanitario, que se adoptó en 2010 por todos los países europeos miembros de la OMS.

En los ocho países socios Bélgica, Reino Unido, Italia, Alemania, Polonia, Rumania, Países Bajos y España, así como en el ámbito europeo, las organizaciones de la sociedad civil quieren contribuir con este proyecto a la creación de una comunidad práctica, al reunir y construir puentes entre los actores y socios relevantes a nivel nacional e internacional, así como a impulsar y mejorar el compromiso político en todos los niveles sobre los recursos humanos sanitarios, con el fin de lograr una fuerza de trabajo sostenible en salud.

Y es que, actualmente, más de 50 países, principalmente en África y Asia del Sur, sufren de una grave escasez de personal sanitario, y, además, en las sociedades envejecidas de los países europeos está aumentando el número de personas que necesitan cuidados a largo plazo, lo que ha intensificado la demanda de trabajadores de la salud.

Además, en un mercado laboral cada vez más globalizado, el aumento de la demanda está impulsando la migración y la movilidad entre el personal sanitario. De hecho, la contratación de trabajadores de la salud en el extranjero puede parecer una forma de satisfacer la demanda interna, pero, según los expertos, a largo plazo "empeora la escasez de personal "cualificado en los países de bajos y medios ingresos, incluso también en Europa.