Actualizado 25/07/2013 16:31:47 +00:00 CET

El TSJCV suspende cautelarmente la Orden de la Consejería de Sanidad que regula la jubilación forzosa

VALENCIA, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha dictado dos resoluciones en las que acuerda suspender cautelarmente la Orden 2/2013 de 7 de junio de Consejería de Sanidad, por la que se regula el procedimiento para la jubilación forzosa, y el Plan de Ordenación de Recursos Humanos, que también lo contempla, según consta en sendas resoluciones facilitadas por la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F), organismo que interpuso los recursos.

Estas dos resoluciones están dictadas por la sección segunda de la sala de lo contencioso-administrativo del tribunal valenciano, y CSI·F ha asegurado en un comunicado que la medida de suspensión de la Orden afecta a 600 sanitarios jubilados.

CSI·F presentó un recurso el pasado mes de junio en el TSJCV para pedir la suspensión cautelar de los expedientes de jubilación forzosa, ya que la Consejería los inició a pesar de que, previamente, había concedido una prórroga laboral a estos profesionales con más de 65 años.

El tribunal valenciano, tras estudiarlo, ha decidido estimarlo y acordar la suspensión cautelar de la Orden y del Plan. Entiende que la ejecución de las previsiones del precepto transitorio de la Orden, que establece que "los órganos competentes iniciarán de oficio un expediente de jubilación forzosa al personal estatutario que actualmente se encuentre en periodo de prolongación de permanencia en el servicio activo autorizada..." puede generar "situaciones irreparables".

Asimismo, considera que el interés general no se evidencia perjudicado, a priori, por la paralización cautelar de una medida que, aún apareciendo enmarcada en el ámbito de la búsqueda de una mayor eficacia y eficiencia en la gestión de los servicios sanitarios, "no va encaminada a incrementar el colectivo del personal en activo al servicio de la sanidad pública, sino a la minoración de tales efectivos", opina.

Por lo demás, y frente a las alegaciones efectuadas por la Generalitat, estima que "no se trata de privilegiar al colectivo de personal que actualmente se encuentra en situación de prórroga del servicio activo, sino de que la finalización, en su caso, de tales situaciones, debe realizarse a través de los medios que establece para ello el ordenamiento jurídico, y no al margen de éste".

EN "PLENAS CONDICIONES"

El sindicato ha explicado que esta decisión del TSJCV obliga a Sanidad a mantener en su puesto de trabajo a alrededor de 600 profesionales sanitarios a los que había concedido previamente una prórroga laboral y a los que, posteriormente, quería jubilar.

CSI·F valora que estas resoluciones judiciales "permiten mantener en sus puestos a profesionales de acreditada experiencia, en plenas condiciones y a los que el Consell quería excluir del sistema", ha subrayado.

El sindicato ha resaltado, además, que "no tenía sentido aplicar esa orden con efecto retroactivo y desfavorable". "Si primero había concedido la prórroga no podía, posteriormente, revocarla. Ocasionaba un grave perjuicio a los afectados porque les privaba de su derecho a continuar con la prórroga en el servicio activo cuando no existía razón objetivo para ello", ha dicho.